Encuesta

Finalizó la Copa Oro para Honduras. La selección catracha cayó en cuartos de final 3-0 ante México mostrando su peor cara, pero lo hizo con muchas bajas por lesiones y otras por contagiados de Covid-19.

VER MÁS: ¿Por qué hubo tantos casos Covid en Honduras durante Copa Oro?

Al final, Honduras logró superar la fase de grupos con muchos altos y bajos. Perdió al preparador físico y al técnico por ser positivos de coronavirus y no pudieron competir nunca de tú a tú con sus rivales por estos impasses.

Sin embargo, dentro de todo lo malo hubo jugadores que sobresalieron y mostraron su potencial con la "H" en el pecho durante este trayecto que dejó como saldo dos juegos ganados y dos perdidos.

Comenzamos con la portería. Luis "Buba" López fue lo mejor de lo mejor, evitó una derrota abultada ante México y en los juegos anteriores a ese siempre se mostró seguro y difícil de vencer. Su capacidad está más que demostrada.

En el mediocampo Alex López siempre generó acciones de goles, incluso, anotó un hermoso tanto ante Panamá. Su destellos al momento de tener el balón en sus pies es una exquisitez. Se ha consagrado como titular.



Luego nos topamos con un Deiby Flores imperial en la medular del campo. Fue de los mejores jugadores hondureños en esta Copa Oro y demostró su capacidad en cada uno de los juegos en los que estuvo con la 20 en su espalda. Se ha asentado como estelar en el elenco catracho.

Boniek García, a pesar de sus 36 años sigue siendo de mucha utilidad en el terreno de juego, más que todo cuando ingresa desde la banca. Su ímpetu y sus ganas de ayudar son notables, tanto así que es condecorado como uno de los mejores de este certamen para Honduras.

Y por último Romell Quioto, un hombre que en poco tiempo hizo mucho y hasta más que otros de sus compañeros en ofensiva. El 'Romántico' volvió a enamorar a sus seguidores con ese poderío físico y goleador que imprime cada vez que va para adelante. Un jugadpr diferente que marcó diferencia con Honduras.