La Selección

¡Diego Vázquez y su gran temor!: ¿cuál es su mensaje a los legionarios?, qué piensa de consumir tanto fútbol español ¿qué libro lee?

El seleccionador nacional de Honduras, Diego Vázquez, atendió a DIEZ de manera exclusiva para hablar del panorama de la Bicolor y sus confesiones personales.

2022-07-29

El seleccionador nacional de Honduras, Diego Vázquez, abrió un espacio en su agenda para atendernos en exclusiva y exteriorizarle a la afición lo que se ha hecho hasta ahora, pero más allá del fútbol, cómo es el día a día del hombre sobre quien el fútbol hondureño ha cifrado sus esperanzas.

Comenta que sus días siguen siendo normales, duerme más de ocho horas, le gusta la lectura y la mayor parte del tiempo se la pasa estudiando y analizando el fútbol desde otra perspectiva.

También habla de sus temores y del amor que siente por Honduras, un país que le dio mucho desde su llegada a principios de los años noventas.

La charla se desarrolló en el restaurante Plaza Garden, kilómetro 7 de la carretera a Valle de Ángeles, Francisco Morazán. Ahí prevalece un ambiente natural que invita a refrescar los pulmones.

¿Cómo se iniciaría una charla con Diego Vázquez?

Ja, ja, ja, no lo sé. Hablando de fútbol, sencillo y simple. Nada fuera del otro mundo, lo que vos quieras.

No sé si es falsa percepción, pero lo veo más relajado, no tan serio o agotado como en otras ocasiones.

Bueno, puede ser el día, depende quizá, uno a veces no duerme bien, pero últimamente he estado bien.

Diego Vázquez dice que su vida entera gira alrededor del fútbol, pero procura dormir las 8 horas recomendadas para estar siempre sobrio en sus actividades diarias.

¿Ha dormido bien?

Sí, espectacular. Duermo ocho horas. Siempre duermo, pero a veces no dormís ocho horas, te levantás en la noche, tenés distracciones, pero lo ideal es dormir ocho horas para todos.

¿Cómo ha digerido este proceso de ser técnico de Honduras?

Muy bien. Con mucha tranquilidad y ahora estoy haciendo lo que hacen todos los técnicos de selección, viendo partidos, siguiendo a jugadores que me interesan, viendo entrenamientos, programando microciclos que vamos hacer antes de jugar contra El Salvador, que es lo pronto que tenemos y con mucha tranquilidad, estoy feliz, pero con mucha tranquilidad.

Como jugador fue exigente, luego se convirtió en técnico y dirigió a Motagua, fue más exigente, ahora como seleccionador, ¿es más demandante este rol?

Y es un poco. Es como que abarca todo el país, quizá los clubes tienen su afición y bueno, la Selección Nacional nos abarca a todos, a todos los hondureños y en ese aspecto es más la responsabilidad.

En los equipos no deja de ser, porque también tienen sus aficionados y la exigencia, es parecida, pero es mayor en este aspecto.

¿Cómo siente el ambiente en el país con el tema de la Selección Nacional?

Bueno, lógicamente había mucha crítica, mucha negatividad en general, pero en estos tres partidos (Dos con Curazao y Canadá) pudimos mejorar, cambiamos y es lo que necesitamos para ir creciendo, ya empezamos y hay que seguir creciendo porque necesitamos el apoyo de todos y de ser positivos.

Siempre la gente es muy importante y como lo he dicho en varias entrevistas, que no tengan tanto exitismo (afán desmedido de éxito) de querer ganar o perder un partido, si no ser constantes, más real y saber dónde estamos parados para empezar a mejorar.

Me atrevo a decir que un buen porcentaje del país sabe quién es Diego Vázquez, pero ahora que es seleccionador de Honduras, ¿puede usted caminar tranquilo por las calles?

Sí, muy tranquilo. No tengo problemas más allá de la gente que me pide una foto, es algo normal.

El seleccionador nacional está satisfecho con el compromiso mostrados por los jugadores en los tres partidos que ya dirigió.

¿Va al supermercado tranquilo?

Totalmente ja, ja, ja, a todos lados con mucha tranquilidad. Cuando uno trabaja con mucha honestidad y lo hace de buena fe, uno no tiene que esconder nada. Yo voy a todos lados y sigo mi vida normal.

¿Por qué en las conferencias de prensa lo veo inquieto, pero hoy más relajado o estoy equivocado?

Ja, ja, ja quizás el lugar (Garden Plaza) o el momento. Puede ser que en las conferencias de prensa post partido siento la adrenalina alta, quizás eso, pero no me estresa. Es algo lindo, no llego a ese término de estresarse, porque esto es deporte, es fútbol y hago lo que me gusta, pero sí me genera adrenalina alta en algunos momentos.

¿Qué tanto le absorbe el fútbol?

El fútbol es mi vida, es mi aliciente y eso me absorbe todo el tiempo. Cuando no estoy viendo partidos, estoy pensando y por ahí me desconecto leyendo algún libro, bueno, estoy leyendo algo que es fuera del fútbol y que lo intento hacer, pero generalmente te abarca todo el tiempo.

¿Qué está leyendo?

Ahora estoy leyendo el Aleph de Jorge Luis Borges. Cuesta empezar a leerlo y es bastante complicado. Me gusta leer.

Diego Vázquez se confiesa y pide disculpas al Municipal: El técnico de Honduras revela por qué se decidió por la Selección

¿Qué le ha dicho el aficionado?

Ellos me dicen cosas como que ganamos, que hay que seguir creciendo, que llame a tal jugador, lo normal de todos los aficionados, pero me he encontrado con mucha gente positiva y me dicen que vayamos adelante.

Generalmente me he encontrado con mucha gente en la calle y ese es el deseo y qué bueno porque eso es lo que necesitamos para crecer.

También hay un porcentaje negativo que hay que tratar de mejorarlo y cambiarlo.

Y ser positivo -prosigue el técnico Diego Vázquez- no quiere decir que vas a ganar todos los partidos, si no creer en que vamos a mejorar.

¿Y los aficionados olimpistas se le han acercado?

Sí y mirá, en este caso llamé a muchos jugadores (del Olimpia) y esta es otra tarea, que no tiene que ver con un equipo. La Selección está abierta para todos y lógicamente están los 10 equipos de Primera y de Segunda también, que son muchos.

¿Qué mensaje le puede dar a los olimpistas que lo han estado apoyando?

Agradecerles porque la Selección es de todos. Es de todos los equipos, los de segunda que no me sé todos los nombres y ¡ahh! los de Liga Mayor también.

Más allá de la Copa Oro el próximo año, Diego Vázquez se ve como seleccionador de Honduras para el próximo mundial en categoría adulta.

¿Qué nos puede decir de los rivales de Honduras en los amistosos ante El Salvador, Guatemala y Arabia Saudita?

Mirá, en principio siempre lo llevamos paso a paso y primero es El Salvador. Estuvimos viendo partidos y veo que han mejorado mucho con su técnico (Hugo Pérez), juegan bien y tienen jugadores de buen pie. Es una Selección que ha crecido bastante.

Entonces tenemos que estar bastante bien para superarlos y trabajamos en todos esos detalles, para darle herramientas al jugador, tratar de hacer un buen partido ante una Selección que tiene un buen tiempo trabajando y lo vienen haciendo bien.

Guatemala y Arabia Saudita.

De Guatemala y Arabia Saudita he visto menos, como te digo, lo llevamos partido a partido, he visto algo más general. De Arabia Saudita está en el Mundial y lógicamente tiene jugadores de calidad, viene de jugar mundiales seguidos, pero todavía tengo tiempo para seguir analizando.

¿Qué pasó con el juego de España?

No, la verdad eso lo manejan los directivos y federativos, son los que manejan esa parte. Había escuchado así como me lo decís vos, pero de un federativo nunca lo escuché.

¿Usted está conforme con los rivales que va a tener Honduras?

En ese aspecto creo que sí, como te digo, es algo que no manejo, creo que ya estaba anteriormente planificado, pero bueno, independientemente de los rivales lo importante es lo que haga Honduras, que vaya creciendo. Son partidos amistosos y sirven para sacar conclusiones, para ir mejorando y crecer.

¿En qué se va a enfocar en estos microciclos?

En lo mismo, en tratar de darles herramientas a los jugadores para poder crecer como equipo y seguir mecanizando lo que queremos. También para transmitir todos los conceptos que tengo en el fútbol y creo que le harán bien al equipo.

¿En qué le gustaría se mejorara administrativa y futbolísticamente?

Bueno, ahí hay un sin número de detalles y de temas para mejorar. Lo vamos transitando en este proceso nuevo que viviremos como técnico de la Selección y creo que en estos partidos se vio una mejora y eso es importante. A partir de ahí tiene que ser un piso para empezar a crecer.

Ya con la mente más fría... ¿nos puede dar su análisis sobre lo que pasó en Curazao?

Eso fue algo negativo totalmente y no tuvimos las condiciones. En ese partido nosotros pedimos suspenderlo y no se pudo por una cuestión de puntos, ya que había un riesgo de perder los puntos, entonces bueno, al final terminamos jugando y ya sabíamos de antemano que no iba a ser un buen partido por todo lo que habíamos vivido.

¿No se tuvo que haber jugado ante Curazao?

No se tuvo que haber jugado -dice en tono serio el seleccionador de la Bicolor-. Estuvimos sin condiciones, 48 horas antes del partido no teníamos las condiciones para jugar, lo menos 24 horas y menos dos horas antes de que llegábamos a San Pedro Sula, pero bueno, ahí hubo un tema de que si pedíamos la suspensión, íbamos a perder los puntos y se tuvo que jugar.

¿Cómo ve el tema de la infraestructura de nuestro país en relación a las canchas?

Eso es algo trillado y no es de ahora. Desde hace nueve años que empecé a dirigir lo dije y ahora las palabras sobran, tienen que haber actos, obras para empezar y mejorar. Se tienen que mejorar en las ligas menores y en todo nuestro fútbol.

¿Ha puesto el ojo en los muchachos de la Sub-17 y Sub-20?

Estuve bastante cerca (con los de la 20) y vi el partido ante Panamá en San Pedro Sula, después en la televisión vi varios partidos. Son chicos que tienen un gran futuro y esperemos que vayan teniendo ese crecimiento necesario y natural.

No ve a los legionarios como los grandes salvadores, pero sí como piezas claves en la sumatoria de un gran proyecto: construir una selección de éxitos para todos.

Recordá que ellos están en una edad clave donde todavía no llegan a ser profesionales y hay que ver la evolución, pero sí mostraron buenas cosas.

¿A la fecha ha sentido el espaldarazo por parte de los directivos de la Liga Nacional y presidentes de los equipos?

Sí, bueno, a nosotros (su cuerpo técnico) nos eligió la Comisión Nacional de Selecciones y luego nos ratificaron. Eso ni hablar y por algo nos tienen en el puesto. Esperamos devolver con buenos resultados y más que resultados, haciendo un buen trabajo y que Honduras crezca en este tiempo. La idea es que nos den todo el proceso.

¿Cómo se ve dentro de 13 meses?

Esperemos que sea un proceso que empiece desde ahora y que sea hasta el final. Que clasifiquemos a un Mundial, ese es el objetivo, la idea y el final, pero para estar ahí hay que dar el primer paso firme. El siguiente paso es El Salvador, que es nuestro siguiente partido.

¿Es un sueño para usted ser el técnico nacional de nuestro país?

Sí, - responde el argentino mientras se le dibuja una sonrisa- totalmente. Es lógico, tengo 25 años de estar acá, en este hermoso país, me siento hondureño, tengo hijos hondureños y en todo este tiempo le tengo un amor a Honduras.

¿Se imaginó en este escenario como seleccionador de Honduras?

Siempre lo soñamos, lo pedí en su momento en el proceso anterior. Sentíamos que veníamos de mucho tiempo de estar en Motagua y en su momento lo dije y sí, claro, siempre fue una ilusión y posibilidad y ahora la tenemos.

Hemos tenido tres partidos y creo que mostramos lo que puede dar este cuerpo técnico y que nos den esa continuidad necesaria para seguir creciendo.

Diego Vázquez tras vencer a Canadá: “No hice magia, fui simple y práctico en las indicaciones”

El tiempo pasa volando en la plática y el estratega de la H cada vez más cómodo, habla en confianza, por lo tanto, le consultamos:

¿En algún momento lo han atrapado los pensamientos negativos al creer que no cumplirá con las expectativas?

No, para nada, porque si uno trabaja y da lo mejor, pues la tarea nuestra es dar lo mejor al servicio de la Selección y de eso no tengás duda de que lo vamos hacer, por esa parte tenemos la tranquilidad y después veremos que las cosas se vayan dando de manera positiva.

¿A qué le teme Diego Vázquez?

¡Ehh!, ¿deportivamente o en general?.

Digamos que en general.

Bueno, la muerte de los familiares, de los cercanos. Eso es complicado y es algo de lo que no quiero ni hablar.

¿Cuál ha sido el momento más duro que ha vivido en su vida?

Cuando murieron mis padres.

¿Qué les diría a ellos?

Que siempre estoy y trato de estar conectado de alguna manera con ellos, con los recuerdos, mi infancia y agradecimiento.

¿Cuál fue el último consejo que le dieron sus padres y que lo marcaron?

El técnico de Honduras se queda pensativo, recupera el aliento y responde: Mirá, mi viejo y mi abuelo siempre me decían recordad las recomendaciones (consejos) y no era ninguna, era como una advertencia ja, ja, ja.

Entonces, me decía mi viejo que fuera por el camino correcto, derecho y eso lo quieren todos los padres. Me decía que fuera feliz y que hiciera lo que sentía y lo que me gusta.

¿Cuál era el nombre de sus padres?

Francisco Fabián y Mirtha Amanda.

¿Cómo cree que se sienten ellos al ver a su hijo en lo más alto de su carrera deportiva?

Me imagino que bien, deben de estar contentos. Los padres son lo más sagrado que uno tiene en la vida y lo que uno quiere es lo mismo para sus hijos, que ellos estén felices.

Cambiamos de página y regresamos al fútbol.

¿Lo que más le gusta de sus dirigidos?

Vi mucha cooperación y colaboración. Los que vinieron nos apoyaron bastante y se hizo lo que queríamos, fue una experiencia positiva, haciendo a un lado lo de Curazao.

¿Hay algún jugador que le llame la atención?

Todos en general. Todos han mostrado las ganas para estar y en ese sentido no tengo ninguna queja.

¿Qué sensación le generan los legionarios Alberth Elis, Antony Lozano y Rommel Quioto?

Son jugadores importantes y que están trascendiendo en sus días, pero a ellos hay que generarles un buen ambiente para que puedan mostrar su talento.

Hay que hacer un equipo y a mí no me gusta, y se los he dicho a ellos también, que se les vea como salvadores, ellos tienen que aportar su granito de arena y formar el equipo en armonía.

Generar condiciones para que ellos puedan sobresalir y no al revés que los veamos como grandes salvadores. Son jugadores importantes y los necesitamos, tienen que dar lo mejor, pero les tenemos que generar ese ambiente para que puedan trascender, así como lo hacen en sus equipos.

MÁS SOBRE DIEGO

Detalles de la vida:

“Es algo lindo sentir el reconocimiento en la calle y que te hablen de fútbol y de los jugadores. Son detalles lindos”.

Su pasión:

“El fútbol es mi vida, es mi aliciente y eso me absorbe todo el tiempo. Cuando no estoy viendo partidos, estoy pensando y por ahí me desconecto leyendo algún libro”.

Sentido de pertenencia:

“Es importante que tengamos ese sentido de pertenencia porque todos queremos a Honduras. Ser positivos y consumir más fútbol nuestro y no solo de España o de otros lados, demasiado fútbol español y me gustaría ver más camisetas de equipos locales y de la H. Es tiempo de recuperar la identidad y el sentido de pertenencia.

Eliminatorias CONCACAF