Yustin Arboleda: "Si cierran el Yankel tendrían que cerrar todos los estadios de la Liga Nacional"

El futbolista de Marathón habló con Diez en exclusiva, se refirió al problema de las barras y sobre la suspensión del Yankel Rosenthal.

Fredy Nuila

Los sucesos ocurridos el sábado 17 de agosto en las afueras del estadio Nacional previo al clásico capitalino entre Olimpia y Motagua que dieron como resultado cuatro personas fallecidos, han encendido las alarmas en distintos sectores ante la problemática que generan las barras de los equipos cuando se enfrentan.

Sobre estas situaciones, el artillero de Marathón, Yustin Arboleda, dio su punto de vista en entrevista exclusiva con Diez e incluso brindó recomendaciones para evitar que pase una nueva desgracia que enlute a más familias hondureñas.

Yustin Arboleda admite que le gustaría jugar con la Selección Nacional de Honduras

De hecho, el nacido en Colombia relató cómo era en su país natal cuando chocaban los grandes clubes en clásicos y las determinaciones que tomaron las autoridades para terminar con esas dificultades.

¿Cuánto le pega, por el cariño que le tiene al país, ver esas situaciones donde las barras se matan y el fútbol se suspende?

"Me da tristeza porque creo que es un país pequeño donde se pueden manejar las cosas de manera diferente. Honduras ha ido a tres mundiales, lleva años de luz en cuanto a otros países de la región por eso me da mucha tristeza ver la situación a la que hemos llegado. Aquí todos somos culpables de que pueda haber una buena sociedad o todos somos culpables de que haya una sociedad tachada, tenemos que tratar de contribuir desde nuestro lugar."

Los graves incidentes en su país: "En Colombia hubo tiempo que pasaban cosas peores a lo que he podido presenciar en Honduras, a lo que pasó el sábado (previo al clásico capitalino entre Olimpia y Motagua), cada vez que habían clásicos siempre habían cinco, seis, siete muertos. Trataban de buscar la solución y no la encontraban hasta que tomaron la decisión de erradicar las barras bravas de los estadios. Si habían clásicos cada equipo solo podía jugar con su afición local y viceversa, posteriormente comenzaron a hacer campañas al ver que estaban siendo perjudicados. Hoy en día la tecnología está muy avanzada, entonces censaban a los de las barras para saber quiénes eran realmente, habían muchas cámaras en los estadios así que si tú hacías algo no podías decir que 'no fui yo'. Se hicieron reuniones para tratar de buscar la solución al problema y creo que lo han logrado, ahora en Colombia cuando hay un clásico permiten la entrada de las dos aficiones porque también la gente ha aprendido a comportarse como tal."

Untitled-5.103(1024x768)

Yustin Arboleda los actos violentos de las barras que han dejado muchos muertos en Honduras. Foto: Neptalí Romero.



¿Cree que hay falta de voluntad de las autoridades en relación al tema de las peleas de barras?

"Cuando tú tienes las ganas de hacer las cosas, lo puedes hacer, no se puede decir que pasa por la parte económica u otra cosa. Creo que cuando está la voluntad y las ganas de que las cosas mejoren, se pueden lograr."

¿Le parece justa la decisión de la suspensión del Yankel Rosenthal para partidos del alto riesgo?

"No me parece justo, si me dicen que por la situación que se está viviendo en estos momentos no es conveniente que los partidos de alto riesgo que son los clásicos se trasladen a jugar al Olímpico, de una u otra forma lo puedo entender porque como dijo el presidente de nuestro club 'hay que preservar la vida de los jugadores, de los fanáticos y de la gente que llega a disfrutar de los partidos'. Ahora que me digan que van a cerrar el Yankel temporalmente por las condiciones del Yankel, creo que si vamos a cerrar el Yankel también tendríamos que cerrar todos los estadios de Liga Nacional y todos los partidos se deberían jugar en el Olímpico que es el estadio que puede reunir las condiciones para que se pueda jugar fútbol profesional. En lo personal, como seguramente es el pensar de la directiva y de los compañeros del equipo, no estoy de acuerdo con esa decisión porque aquí hay estadios que tienen peores condiciones que el Yankel."

Esta violencia entre barras da miedo hasta llevar a la familia a verlos jugar...

"La verdad que sí. Puedo asegurar que después de lo que pasó el sábado, miles de familias que quizás tenían años de no ir al estadio tenían las ganas. El torneo anterior y este, las familias estaban llegando de nuevo a los estadios pero después de lo que pasó, creo que mucha gente va a desistir de ir al estadio. Yo recuerdo que hicimos una campaña en una semana los jugadores de Real España y Marathón, y no había empezado el partido y afuera ya se estaban matando entre barras, son cosas que a nosotros se nos salen de las manos. Hay otra gente que tienen que tomar decisiones para que se hagan las cosas como se tienen que hacer."

Untitled-6.79(1024x768)

El colombiano confiesa que ha disfrutado su estancia en Honduras durante los casi tres años viviendo en el país. Foto: Neptalí Romero.

SU VIDA EN HONDURAS FUERA DEL TERRENO DE JUEGO

¿Cómo es la vida de Yustin en Honduras? ¿Qué le gusta del país y qué no?

"Estoy agradecido con Dios por la bendición que me dio de poder venir a este hermoso país. Aquí nació mi hija y de una u otra forma le tomas un cariño y aprecio al país. Mi vida aquí en Honduras paso dedicado a mi trabajo, a mi familia, cuando tengo los ratos libres siempre trato de ir a la iglesia a darle gracias a Dios."

¿Se siente un hondureño más? ¿Qué ha aprendido de nuestra cultura en todo el tiempo que lleva aquí?

"Sí, por eso a veces me duele lo que pasa en el país, en lo deportivo más que todo. Mi hija es hondureña, me siento uno más de acá, tratar de aportar en lo que más se pueda desde mi lugar. Además la comida es buena, el vínculo de gente con el que me relaciono me hacen sentir muy cómodo y eso es importante para uno como jugador."

¿Qué ciudad del país le ha gustado o se queda con San Pedro Sula?

"No he tenido la dicha de ir a pasear a alguna, siempre salgo cuando hay partido, cuando tenemos competencia. Quizás a la que más se va un poco es a Tegus porque tengo amigos allá, a veces tengo que hacer diligencias, entonces me traslado a Tegucigalpa. Es una bonita ciudad, el clima también es bonito pero en San Pedro estamos súper contentos."

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias