Liga Nacional

La historia de Júnior Costly: 'Ya no puedo andar solo”

El ex seleccionado Nacional atraviesa una dura enfermedad. Ha sufrido tres derrames y sus recursos se agotaron.

2013-09-24

Se moviliza por su casa apoyado de un andador. Su voz se quebranta cuando nos narra el duro momento que atraviesa después de sufrir tres derrames que lo mantienen con poca movilidad.

Se trata de Júnior Costly, aquel ex seleccionado que fue parte de la Bicolor que se clasificó al Mundial de España en 1982 y goleador del Real España de esa época.

Una tarde de junio del año pasado cuando entrenaba a los niños en su escuelita de fútbol, se desplomó y su esposa y sus hijos lo ayudaron. Luego el 21 de noviembre del año anterior sufrió otro derrame y este fue más fuerte, tanto que lo doblegó y la situación empeoró. El tercero lo sufrió hace 15 días cuando estaba en su casa.

“Me han hecho unos exámenes caros, ya no tengo recursos económicos y no sé qué hacer. Le pido a Dios que no me siga poniendo esto porque he quedado mal económicamente, todo el dinero que recaudé de la escuelita de fútbol ya lo gasté y es muy duro...”, cuenta Costly mientras observa a su esposa, quien guarda silencio.

“El doctor le ha recomendado a mi esposa que no me dejen caminar solo, ya sinceramente se me dificulta”, sigue contando Júnior, toma aire para respirar más fuerte, agarra una toalla y se limpia el sudor porque la temperatura es bastante fuerte en San Pedro Sula.

CONFÍA EN QUE SE RECUPERARÁ

Júnior, de 54 años, es hermano del ex mundialista Allan Anthony Costly y tío de Carlo Costly, jugador de la Selección Nacional. No jugó el Mundial de España 1982 porque a última hora, el entrenador Chelato Uclés lo dejó fuera del listado.

“Mucha gente no sabe lo que sufro. Mi esposa me ayuda a ponerme los calcetines y zapatos, ella está al día, le pido a Dios que mi enfermedad se cure”, nos dijo Costly.

“No me dejo vencer por la enfermedad, sé que las terapias son importantes. El médico me recomendó que no puedo andar solo, una caída es fatal. Esto es de repente, no avisa. Cuando no ando con el andador, uso un bastón, pero siempre me movilizo apoyado”, cuenta Costly lleno de nostalgia al saber que sus fuerzas las está perdiendo.

La vida de Júnior como jugador duró desde 1977, que llegó al Real España, hasta 1988 cuando se retiró, siempre en los aurinegros. Luego se hizo marino, profesión que desempeñó durante ocho años viajando por el mundo.

“Mi hijo ahora es mi bastón humano, con él me siento más protegido y mi esposa, pues me ayuda. Le agradezco a la gente que se ha acordado de mí porque realmente el fútbol es lo que deja, los amigos”, afirma.

El tratamiento que está llevando a cabo es caro y tiene que estar practicándose muchas resonancias, pero todavía no le dan un resultado final.

“El dinero ya se acabó, en cada derrame me hago un examen del cerebro para ver la magnitud y le pido a mi diosito que ya me cure porque ya mi bolsa no da”, narra el ex jugador.

Y se derrumba: “Esta es una batalla que junto con Dios voy a vencer. Lo que más quiero es ver graduado a mi hijo Clifford... Mis nietos y Dios me van a ayudar”, dice entre lágrimas, vuelve a mostrar cansancio y decidimos no seguir entrevistándolo, pues no es prudente.

DATO

Las personas que estén interesadas en ayudar a Júnior Costly lo pueden llamar al teléfono 3335-6735.