Con cargador de celular hondureño mató a niñera, afirma Fiscalía de New Jersey

Nuevos detalles fueron dados a conocer este jueves durante la comparecencia de Jorge Ríos ante el juez por el crimen de la peruana Carolina Cano, del cual es acusado

El hondureño Jorge Ríos podría recibir una pena de hasta 30 años de prisión.
El hondureño Jorge Ríos podría recibir una pena de hasta 30 años de prisión. *
Christian Girón - Especial

Con una apariencia abatida, un rostro cansado y lleno de ojeras, el hondureño Jorge Alberto Ríos Doblado, de 33 años de edad, compareció el jueves ante el juez Paul DePascale en Jersey City para conocer la acusación formal de asesinato, secuestro y asalto sexual agravado contra Carolina Cano, de nacionalidad peruana, y que fue encontrada muerta en el Lincoln Park de esa ciudad el pasado 24 de marzo.

Por dicho crimen, la Fiscalía del Condado de Hudson capturó a Ríos el 31 de marzo, luego de evaluar pruebas audiovisuales, fotos y videos, así como testigos que lo reconocieron ante la Policía, y que supuestamente le incriminan por este crimen.

La Fiscalía a cargo de Najma Rana, reveló más detalles sobre el asesinato de Cano y uno de los que más sorprendió fue que el arma usada para estrangular a la hoy fallecida, fue un cable cargador de celular.

La causa oficial de su fallecimiento fue estrangulamiento e inmersión en el lago.

Durante su breve encuentro con el juez, poco después de las 9:30 AM, hora del este de Estados Unidos, Ríos, quien no habla inglés, lució serio, cabizbajo y siguió al pie de la letra las indicaciones del abogado público que tomó su caso y que le tradujo cada una de las palabras del juez DePascale.

El abogado de Ríos, Jhonny Cardona, declaró a la corte que su cliente “entiende los cargos en su contra” y que como parte de la acusación “se le mostraron las pruebas en su contra” incluyendo el video de vigilancia del Lincoln Park y afirmó que “no se apelará el hecho” de que Ríos continúe tras las rejas.

“Revisamos la declaración de nuestro cliente a los investigadores y no impugnaremos”, indicó Cardona ante el juez.

TESTIGOS OCULARES LO IDENTIFICARON

De acuerdo a la acusación escrita presentada en el juzgado, unos minutos después de que Carolina Cano ingresara al parque, entre 5:10 AM y 5:40 AM, se ve a Ríos subiendo las escaleras de dicho establecimiento desde un estanque. En algún momento de la filmación se ve al hondureño correr al lado de la víctima.

Según la denuncia, el acusado, desde que se percató de la presencia de la fémina, “procedió a caminar detrás de ella y al acercarse al campo de fútbol” el asedio se incrementó y mientras la niñera corría, el ahora indicado, aceleraba el paso, luego se detenía, miraba “a todos lados” como verificando que nadie lo miraba, para luego proseguir su persecución a la víctima, para luego violarla, ella apareció sin ropa de la cintura para abajo, y posteriormente matarla. En la acusación no se especificó si ambos hechos fueron captados en video.

Ríos, siempre de acuerdo a la denuncia en la corte, se marchó del parque a las 6:17 AM y las cámaras de vigilancia de la ciudad lo captan en algún punto, no especificado, golpeando la ventana de una casa.

Como parte de las pruebas en su contra y tras varias pericias policiales, la parte demandante indicó que eventualmente varios testigos identificaron a Ríos como el autor del crimen tras ver su foto.

Ríos, quien ya fue deportado en dos ocasiones de Estados Unidos a Honduras, no tiene antecedentes penales, y en caso de ser hallado culpable, cumpliría una pena de entre 30 años a cadena perpetua.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias