Internacionales

La conmovedora historia que desconocías de Romelu Lukaku, estrella de Bélgica

El delantero de Bélgica escribió en el sitio The Players Tribune su conmovedora historia de superación.

2018-06-19

Romelu Lukaku escribió en el sitio The Players Tribune su historia de vida y tras su brillante actuación ante Panamá en el debut de Bélgica en la Copa del Mundo, el planeta pudo conocer su historia.

Ver Tabla de Goleadores del Mundial de Rusia 2018

Antes de ser una estrella de fútbol, el delantero del Manchester United se crió en la extrema pobreza en su país natal. Sus padres, un ex futbolista de poco éxito que no había conseguido ganar lo suficiente durante su carrera y una ama de casa que se encargaba de cuidarlo a él y a su hermano, habían nacido en el Congo y lograron llegar a Europa para instalarse en Bélgica, dejando atrás al resto de su familia.

Su infancia estuvo cercada por las dificultades, pero las sorteó a todas y, a los 16 años, cumplió el sueño de firmar su primer contrato profesional y debutar en Primera. Pero antes de eso vivió entre ratas y sumergido en la pobreza.

'Tenía seis años, y volví a casa a almorzar al salir del colegio. Mamá tenía lo mismo de siempre en el menú: pan y leche. Pero ese día volví a casa y mamá empezó a mezclar la botella de leche con algo más. Ella me sirvió el almuerzo con una sonrisa como si todo estuviera bien. Pero comprendí qué estaba haciendo. Estaba mezclando leche con agua. No teníamos suficiente dinero para hacer durar la botella toda la semana. No éramos solo pobres; estábamos quebrados', contó Lukaku.

$!Foto: Diez

Fue la primera situación, pero no la única que viviría. A su padre no le alcanzaba el dinero. Por eso, el primer recorte llegó con el servicio de cable. Lo siguiente, más vital: el agua y la electricidad. 'Mi mamá calentaba agua en la estufa y yo en la ducha me la tiraba en la cabeza con una taza'.

'Sabía que estábamos ahogados. Pero cuando ella mezcló agua con leche, me dí cuenta de que ya no había nada qué hacer. Que esta era nuestra vida. Pero no dije nada. Le juré a Dios, me hice una promesa. Hasta que un día la vi a mi mamá llorando y entonces se lo conté: 'Ma, esto va a cambiar. Ya verás. Voy a jugar en el Anderlecht, y pasará pronto. Estaremos bien. No te preocupes más'. Tenía seis años', revivió.

$!Foto: Diez

Así fue cómo estableció la fecha de su debut y persiguió ese sueño hasta conseguirlo. 'Entonces le pregunté a mi papá cuándo había empezado a jugar y me dijo a los 16. Será a los 16 entonces'.

Maltrato de los adultos y la otra promesa

Pero antes de triunfar tuvo que sufrir el maltrato de los adultos cuando jugaba contra otros chicos de su misma edad por su corpulencia.

$!Foto: Diez

'Nunca voy a olvidar la primera vez en la que escuché a los adultos decirme: 'Ey, ¿cuándo años tenés? ¿En qué año naciste?'. Yo no podía creerlo. A los 11 años, mientras jugaba para el equipo juvenil del Lierse, uno de los padres del otro equipo quiso impedir que entrara a la cancha. '¿Cuántos años tiene este chico? ¿Dónde está su documento? ¿Dónde nació?', preguntó. '¿De dónde soy? ¿Qué? Nací en Amberes. Soy belga', pensé. Mi papá no estaba porque no tenía auto para ir a los partidos de visitante y por eso me defendí solo. Fui a buscar el documento al bolso, se los mostré y ellos lo inspeccionaron', rememoró.

$!Foto: Diez

Y agregó: 'Entonces pensé: 'voy a destrozar a tu hijo. Ya lo iba a hacer, pero ahora lo voy a destruir. Vas a volver a casa con tu hijo llorando'.

Después de ese episodio, Lukaku volvió a prometerse algo: 'Ser el mejor jugador belga de la historia'.

'No bueno. No excelente. El mejor. Jugué con mucha bronca, por muchas cosas: por las ratas que corrían por nuestro departamento, porque no podía ver por TV la Champions League, por aquellos padres que me miraban de esa forma. Y a los 12 anoté 76 goles en 34 partidos; todos los hice con los botines de mi papá', explicó.

Entonces llamó a su abuelo, en el Congo, para contárselo. 'prométeme que cuidarás de mi hija' le dijo. Cinco días después, su abuelo falleció y entonces Lukaku entendió la responsabilidad que le depositó el padre de su madre.

La apuesta que hizo antes de firmar su primer contrato profesional

Sin embargo, mientras se destacaba entre los chicos, Lukaku veía alejarse su objetivo de debutar a los 16.

$!Foto: Diez

'Difícilmente jugaba en el sub-19 del Anderlecht. El técnico me dejaba en el banco. Y yo solo me preguntaba cómo iba a hacer para firmar mi primer contrato en mi cumpleaños número 16 si seguía sin entrar. Entonces, hice una apuesta con el entrenador'.

¿Qué apostó? Le prometió que iba a convertir 25 goles hasta diciembre. 'Se rió en mi cara pero aceptó y contestó: 'Pero si no los conviertes, vas al banco'. Y yo le pedí que cocinara panqueques para todos', contó. ¿Qué ocurrió? Llegó a los 25 en noviembre y comieron panqueques hasta Navidad.

El 13 de mayo de 2009, en su cumpleaños número 16, el delantero belga firmó su contrato profesional con Anderlecht, tal como se lo había prometido a su madre y también a su abuelo.

$!Footballer Romelu Lukaku as a teenager with his Mum Adolphine and Dad Roger. Collect picture from the headmaster's scrapbook

Pero el destino le tenía reservado otro regalo: jugar la final de la liga belga contra Standard Liege. El primer partido lo vivió como un espectador pero en el segundo fue convocado por el técnico.

Su otro sueño; vestir la camisa de Bélgica

'En la siguiente temporada, estaba terminando mi último año en el colegio y jugando la Europa League al mismo tiempo', recordó. Y aunque estaba contento porque se derribaban de una las barreras, todavía había algo que se le mantenía esquivo: ser convocado a la selección.

$!Foto: Diez

Tuvo que convivir también con las críticas de la prensa: cuando jugaba bien, lo llamaban 'Romelu Lukaku, el delantero belga'; pero cuando las cosas no salían tan bien, le decían 'Romelu Lukaku, el delantero belga de ascendencia congoleña'.

'Si no te gusta la forma en la que juego está bien. Pero nací aquí. Me críe en Liège y Bruselas. Soñé con jugar en Anderlecht. Soñé con ser como Vincent Kompany. Comienzo una oración en francés y la termino en holandés, y digo cosas en español o en portugués o en lingala (lengua de Congo). Soy belga', remarcó.

$!Foto: Diez

El 10 de marzo de 2010 debutó y dos años después fue convocado a Brasil 2014.

Con 25 años, 172 goles a nivel clubes y 38 con la selección, además de un valor de mercado de 90 millones de euros, a Lukaku solo le gustaría hacer algo que no podrá cumplir: llamar a su abuelo para decirle que todo salió bien.

$!Foto: Diez