Maynor Figueroa sobre su futuro: “Mi idea es mantenerme jugando en la MLS”

El capitán de la Selección Nacional habló sobre su futuro inmediato y de lo que ha representado el trabajo acumulado en este 2019, con Fabián Coito en la H.

Jorge Fermán

Siempre cauteloso, nunca pierde la calma. Maynor jamás corre porque tampoco tiene prisa, cada paso que da es firme. Luego de conocer su templo sagrado (su museo privado), Figueroa, capitán de la Selección Nacional, se acomodó para conversar de diversos temas relacionados a su futuro y lógicamente a la Bicolor, un equipo al que sigue liderando a sus 36 años como un verdadero caudillo. Porque eso es lo que representa para esta nueva generación de futbolistas, de la que dice está muy orgulloso por el trabajo que están haciendo bajo el mando de Fabián Coito.

Un templo sagrado: El espectacular museo que construyó Maynor Figueroa

Tras recorrer cada rincón de su museo, mostrarme la mayor parte de las joyas que guarda con mucho cariño, recordar anécdotas imperdibles, llenarse de nostalgia y de bromear un poco, Maynor se puso el traje de capitán de la H y valoró este nuevo proceso con la escuadra catracha y nos adelantó su prioridad a nivel de clubes ¿Se va de la MLS? ¿Vuelve a Honduras? Lo que nos dijo en esta segunda parte de una EXCLUSIVA monumental.

LA SELECCIÓN NACIONAL

¿Cómo valorás este 2019 en lo futbolístico a nivel personal, en tu club y lógicamente con la Selección Nacional?

Pues a nivel de clubes cuando no se logran los objetivos es bien difícil decir que estuvo bien, por más que se hayan jugado buenos partidos y el resultado final no se logra siempre quedás con la duda, por así decirlo, pero en general siempre contento, agradecido con Dios por haberme dado la oportunidad de jugar la mayor cantidad de partidos a nivel de equipo, al igual que con la Selección, donde tuvimos la posibilidad de enfrentar grandes partidos aunque no tuvimos una buena Copa Oro porque no obtuvimos los resultados que se querían en ese momento. También hemos jugado buenos partidos en esta competición (Liga de Naciones de la Concacaf), hasta el momento con la Selección vamos muy bien, hay mucho camino que recorrer pero estoy muy contento.

¿Qué lecciones aprendidas en este inicio del proceso con Fabián Coito?

Al principio como todo, siempre la dificultad ha aparecido, sobre todo porque estamos hablando de un cambio generacional y al ser de los pocos jugadores experimentados en la Selección la responsabilidad que cae sobre mí es grande, al igual que le sucede a Emilio (Izaguirre). Hemos tenido momentos difíciles, que fue más que todo en la Copa Oro, pero los resultados ya comenzaron a darse y aquí estamos.



En términos generales, ¿en qué dirección vamos con Fabián Coito?

Por una buena, siendo honesto vamos por buen camino. Los resultados están apareciendo, la confianza con la que cada uno de los jugadores se están desarrollando y la confianza que el entrenador transmite, el profesionalismo con la que se está trabajando es fundamental. Lógicamente dentro de todo está la responsabilidad de nosotros, ellos son tranquilos pero son muy exigentes, prueba de ello están los resultados. Los jugadores que han tenido una oportunidad, hasta ahora han rendido.

¿Te imaginabas a estas alturas seguir liderando la Selección Nacional?

Te soy honesto, yo vivo el día a día, a mi edad en esto del fútbol y en la edad en la que estoy, el mañana es incierto, yo solo trato de disfrutarlo, cuánto tiempo más voy a estar, no lo sé. Si me preguntas si me lo imaginaba, es bien difícil porque a la edad que yo tengo es bien complicado que alguien te diga que puede seguir en una Selección Nacional, pero he sido bendecido y aquí estoy.



La hexagonal inicia el otro año, ¿cómo visualizás ese camino a otra Copa del Mundo?

Nosotros debemos seguir afianzándonos, hay una buena camada de jugadores. El otro día hablando con Alberth Elis, cuando jugamos ante Trinidad, yo le decía que en ese tipo de partidos hay que ser muy certeros, tener tranquilidad para concretar, pues ese es uno de nuestros déficits pero a medida vayamos teniendo más partidos iremos mejorando. Hay buen material humano pero siento que nos ha tocado sufrir mucho en juegos que podemos liquidarlos y sufrimos. En la hexagonal ese tipo de cosas han pesado mucho. En términos generales, vamos bien, de aquí a lo que falta para la hexagonal, el resto de las selecciones llegarán más sólidas, al igual que nosotros, vendrá la presión por lo que te jugás en esas instancias. Debemos saber jugar con esa presión, responder, desenvolverse y asumir responsabilidades.

Hablando del cambio generacional, ¿te gusta lo que está pasando con Honduras, con la aparición de estos nuevos valores?

Claro, me encanta. Yo soy partidario de que debe haber esa combinación de jugadores jóvenes y experiencia, en este caso somos pocos los experimentados. Cuando yo comencé en la Selección habían muchos jugadores de experiencia y eso me ayudó bastante, en el sentido para que yo pudiera jugar, teniendo enfrente a Samuel Caballero, yo me preguntaba ¿qué tengo que hacer? Trabajar el doble, hasta el triple. Estaba Arnold Cruz, después Mendoza, Vallecillo, Muma. Todo eso te exige si querés superarlos o igualarlos, hay que trabajar mucho. Muchas veces la gente se equivoca que un experimentado tiene garantizado jugar y no es así. Recuerdo en un partido que íbamos a jugar rumbo a Sudáfrica, el profesor Rueda le dijo a Jerry Palacios, hoy vas jugando, David se quedará de suplente. ¿Sabés lo que sintió Jerry en ese momento? La responsabilidad que tenía de suplir a David Suazo. Nunca será lo mismo cuando competís con un jugador que está a tu mismo nivel, que hacerlo con otro que viene de afuera. El jugador joven siempre tiene que llevar de la mano a alguien de experiencia.

Todo esto que me estás compartiendo ¿se lo transmitís a esta nueva generación?

Sí se lo transmito, pero como te he dicho Fermán, en estos momentos somos pocos los de experiencia pero estamos haciendo un gran trabajo. Muchos de ellos hace algunos años nos miraban y admiraban y ahora que tienen la oportunidad de estar con uno, eso los motiva.

¿Te gusta el método de Fabián Coito, te ha convencido?

Claro. Él trata de que el mensaje sea lo más claro y que todos lo entiendan. Hay códigos con él y son innegociables. Es una persona muy tranquila, llevadera, pero cuando toma sus decisiones lo hace con calma. La confianza que les da a sus jugadores es importante, uno debe retribuirlo para conseguir los resultados.

FUTURO EN HOUSTON DYNAMO

Otro tema, tu contrato con el Dynamo finalizó. ¿Qué viene para vos?

Terminó mi contrato, está la opción de un año más pero hay restructuración. Llegó nuevo cuerpo técnico y estamos a la espera de la decisión que se pueda tomar.

¿Cuál es tu intención?

Seguir allá, mi idea es mantenerme jugando en la MLS.

Llegó Tab Ramos como DT del Dynamo, ¿lo conocés, ya hablaste con él?

No lo he tratado y tampoco tenía mucho conocimiento de él, sé que ha trabajado mucho en las categorías menores en Estados Unidos. También llegó al cuerpo técnico Pablo Mastroeni, quien fue mi entrenador en el Colorado Rapids, ojalá y tenga mucho éxito en el equipo, toca esperar qué decisión toman sobre mí y de muchos jugadores que estamos en la misma situación.



¿Tu prioridad es la MLS, no hay más?

Sí, mi prioridad es mantenerme allá, mi deseo es continuar en el Dynamo pero eso no depende totalmente de mí. Hay que esperar, no tengo prisa, confío en Dios que algo bueno viene, sea la posibilidad de seguir u otra cosa.

¿Volver a Honduras no está dentro de tus posibilidades, hoy?

Nunca he cerrado las puertas, nunca he dicho que no pero como he dicho, mi deseo es mantenerme afuera, aunque siempre mantener esa visión de venir y jugar mis últimos partidos en Honduras, ¿por qué no?.

Volvió Beckeles, Wilson, Thomas, entre otros, pero a vos no te veo cerca de regresar a Honduras.

Cuando más cerca estuve de regresar a Honduras, a jugar con el Olimpia fue la temporada que pasó, pero se dio la oportunidad del Houston, no la acepté por lo económico, sino porque me pareció atractivo ir a un equipo donde íbamos a estar cuatro hondureños.



¿Y cómo resultó la experiencia de jugar con Romell, Elis y Boniek?

Fue muy bueno. Con Boniek, con quien hemos jugado mucho juntos, la conexión con él fue mayor que con Alberth y Quioto, pero fue lindo estar los cuatro juntos. Muy bonita experiencia, ojalá y se dé la oportunidad de volver y seguir todos.

¿Hoy se ve lejos que sigan los cuatro juntos?

Es muy difícil, estamos en una situación en la que no sabemos nuestro futuro, es incierto, todos estamos a la espera, aunque Elis y Romell tienen contrato, pero como dicen el hombre propone y Dios dispone. Veremos qué pasa.

Tab Ramos, nuevo DT del Houston Dynamo, desea mantener a los cuatro hondureños

LA CARRERA DE SUS HIJOS EN EL FÚTBOL

La conversación con el gran capitán de la Selección Nacional finalizó de una manera inesperada.

Desde mi teléfono celular le muestro un video de su hijo mayor, Keyrol, quien está formándose en las inferiores del Liverpool de Inglaterra, marcando un gol de media tijera. Una anotación espectacular y que le saca sonrisas a Maynor.

“Lo que está haciendo este varoncito a mí no me lo ha copiado, ja, ja, ja. Keyrol va muy bien, está en el lugar donde siempre quiso estar y cuando los niños están donde ellos quieren, se desenvuelven de lo mejor, en la escuela y en el fútbol le está saliendo bien todo”, nos dice.

“La gente habla mucho de que Maynor aquí y lo otro, pero lo que está consiguiendo mi hijo es por su mamá (Sandra). Ella pasa pendiente mucho de él, ha empujado, lo ha llevado de un lado a otro, yo no tengo tiempo, pues sigo activo, metido en lo mío, es parte de los sacrificios”, agrega con alegría.

Maynor dice que su pequeño está muy contento en el Viejo Continente. “Él está feliz, ja, ja, ja. El sacrificio es más para uno que para él porque uno pasa pendiente, a veces le hablamos y solo nos dice que está enfocado en lo que quiere. Ahora mismo está en la U-13, pero a veces lo ponen a jugar en la U-14”.

Además de Keyrol, su otro hijo varón, Keyvan, también está trabajando para ser futbolista.

“Al principio no le gustaba el fútbol, nadie lo ha presionado y de un tiempo para acá dice que quiere ser como el papá y el hermano”.

Antes de cerrar la conversación, le pregunté si él sueña con ver a sus hijos triunfar en el fútbol y Maynor me dejó esta reflexión: “Como todo padre me gustaría verlos triunfar y no porque yo quiera, sino por un deseo que tienen. Nosotros solo los estamos acompañando porque vendrán momentos de dificultad y de mucha alegría y aquí estaremos para orientarlos y sobrellevar cada situación”.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias