Eddie Hernández desde Arabia Saudita: “Por alimentación no hemos sufrido, aquí en Hail no hay ningún caso de coronavirus”

Más allá de la zozobra en toda Europa, el delantero hondureño Eddie Hernández vive días tranquilos en una ciudad que no ha sido afectada en Arabia Saudita. También reveló cómo se dio su salida de Olimpia.

Eddie Hernández finaliza su contrato con el Al-Tai en julio del 2020. Actualmente habita con su esposa e hija en Arabia Saudita.
Eddie Hernández finaliza su contrato con el Al-Tai en julio del 2020. Actualmente habita con su esposa e hija en Arabia Saudita. */ �
Por Edgar Witty

El futbolista hondureño, Eddie Hernández, compareció este martes en entrevista a DIEZ desde Arabia Saudita para contar su experiencia de sus días en medio de la pandemia por coronavirus que ha sacudido al mundo.

En palabras del exOlimpia, en Hail, ciudad en donde reside actualmente en el Reino Unido, no ha sido afectado por el virus, no obstante, en el país se han registrado unos 1.563 de los cuales únicamente han recuperado 165 y 10 muertes.

Tras haber fichado por el Al-Tai en el mercado de invierno, el ariete oriundo de Trujillo dice extrañar estar con familia en medio de la zozobra, además reveló cómo han sido sus últimas semanas junto a su esposa e hija durante la cuarentena y su despedida del cuadro albo.

¿Cómo estás pasando estos días en Arabia Saudita en cuanto al coronavirus?

Gracias a Dios estamos con salud, es lo más importante. Aquí en la ciudad no hay ningún caso, por esa parte estamos tranquilos. Aun así, se están tomando medidas en la ciudad, aunque no son estrictas como en otros lugares. Hace una semana iniciamos con el toque de queda (7:00 pm a 6:00 am).

¿Cómo estás haciendo para abastecerte de alimentos?

Los supermercados están trabajando con normalidad, uno puede salir y comprar, pero siempre con las medidas necesarias. El rey de aquí dio la orden antes que se expandiera, e hizo revisión en todos los negocios para ver si se podían surtir más, lo que quería es que todo mundo tuviera su alimento alcance, han tenido un buen orden, así que por alimentación no hemos sufrido. Esta ciudad a diferencia de donde está Franco Güity, allí sí hay contagiados y están con un toque de queda que inicia desde las 3:00 pm.

¿Cómo están afrontando esta situación como familia?

Es difícil, no ha sido fácil más que todo teniendo a una bebé en casa, ella se aburre rápido, quiere jugar… tú sabes cómo son los niños, siempre está activos. Antes de que iniciara todo esto la sacábamos a un centro comercial, se acostumbró a eso y ahora se hace difícil. Aquí en casa tenemos que improvisar comprando juguetes para que ella se divierta. Para nosotros como adultos es difícil porque ya son varios días encerrados, gracias Dios aquí no tenemos la necesidad de quedarnos en casa obligatoriamente, podemos salir, pero lo mejor es que uno se quede en su casa.

Ver: Eddie Hernández deja el Olimpia para fichar por un equipo de Arabia Saudita

¿Qué hay de ti en especial?

Extrañando el país, extrañando la casa. Uno en su casa tiene la libertad de hacer otras cosas porque te sientes más en confianza. Estamos confiando en Dios que esto pueda pasar rápido y que se puedan abrir esos aeropuertos lo más pronto posible para salir de acá.

¿Cuándo finalizaba el torneo en Arabia?

Nuestro último compromiso era el 25 de mayo, que posiblemente podía terminar antes. La penúltima fecha se iba a jugar el 11, se iba acortar, pero ahora con esto del coronavirus no se sabe.

¿Antes del parón en qué situación te encontrabas en el equipo?

Venía jugando como seis partidos, no he tenido la oportunidad de anotar, pero cuando la liga retorne espero regresar con goles y dejar una huella por estos lados. De lo contrario estaremos tranquilos porque uno como delantero pasa momentos complicados, ahora toca esperar y si retorna la liga, hacerlo de la mejor manera.

¿Qué sabes de tu familia en Honduras?

Pasamos pendientes de ellos, casi todos los días miramos noticias y nos informamos de cómo está el país. Diariamente hablamos con ellos y nos tiene tranquilo el hecho de que están bien, pero uno quisiera estar realmente estar allá y pasar estos momentos difíciles, porque lo mejor y más saludable es estar con la familia.

¿No tuviste oportunidad de venirte para Honduras tras la cuarentena?

No porque no hubo chance, nosotros estábamos jugando y las últimas dos jornadas se jugaron a puerta cerrada. Los casos ya estaban, pero no se habían cerrado los aeropuertos. Más tarde se prolongaron los días de entrenamiento hasta que comunicaron que ninguna empresa podía estar laborando.

Ver: Franco Guity y su revelación sobre sus días en cuarentena por coronavirus

¿Cómo es un día a día suyo en estos momentos?

Cuando tenemos que ir al supermercado nos alistamos, luego comemos y más tarde me pongo a hacer ejercicio en una habitación acá que he condicionado con algunas cosas que he comprado. El tiempo se va rápido, terminamos viendo noticias.

¿Cómo quedó tu situación con el Olimpia antes de marcharte?

Yo había firmado un año de contrato, pero con una cláusula de que, si me salía una oferta, yo rescindía con ellos. Cuando me llegó la oferta me comuniqué con Don Osman, cancelamos el contrato. La idea fue que, si regresaba al país, sería retornar a Olimpia, me dijo que no habría problema. Si regreso a Honduras la idea es seguir en Olimpia.

¿Pedro Troglio o alguien intentó detener tu salida?

Sí, me comuniqué con el profesor, él es comprensivo y es algo por lo que todos les admiramos. Obviamente siempre desea lo mejor para uno. Me hizo saber que no quería que saliera del equipo, que estaba contando conmigo, pero que me deseaba éxitos y que en un futuro nos pudiésemos encontrar en Olimpia u otro equipo. Osman Madrid me hizo saber que con la directiva estaban pensando en una oferta para quedarme en el club, pero les hice saber que ya había firmado el contrato, así que no podía hacerme para atrás.

Tu mensaje para el pueblo hondureño…
Debemos seguir confiando en Dios que esto va a pasar. Todo mundo está viviendo una situación precaria, esperamos que esta situación pueda pasar para que podamos retornar a nuestras vidas normales. Hay que aprender que estos momentos en familia hay que apreciarlo, porque muchas veces nos olvidamos de ello.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias