Pedro Troglio se emociona y llora al recordar a su padre que está postrado en cama en Argentina

El entrenador del Olimpia no ha podido ver a su viejo debido que está en cuarentena en Honduras por el coronavirus.

Kelvin Coello

El técnico del Olimpia, Pedro Troglio, abrió el corazón para hablar de su vida privada temas que poco conocíamos de él, pues solo se hablaba de fútbol, pero se desbordó de emoción al hablar de su padre, quien está postrado en cama y no puede darle un abrazo.

Conocé los jugadores más veteranos en debutar en la Liga Nacional de Honduras

"Gracias a Dios he podido hablar con mi mamá que está bien lúcida… a mi papá solo lo veo porque no puede hablar solo en la cama. Hablo con mi mujer, con mis hijos y matar el tiempo como podemos", contó Troglio.

Pero el momento de la emoción vino cuando se le consultó, cómo es el momento de no poder estar con su papá en este confinamiento. "Es difícil, no quiero emocionarme pero es complicado…mi papá que tiene 96 años. Yo tengo la imagen del tipo fuerte y trabajador, era domador de caballos y verlo en la cama es difícil. Ha vivido mucho tiempo y está ahora peleándola", comentó con los ojos llenos de lágrimas.

Y es que a Troglio le ha tocado duro, quedarse solo sin la familia en el país; solamente los mira por medio de la cámara, lo que hace la situación más difícil, pues en estos momentos no se puede salir por temor a un contagio del coronavirus.

"Tengo un año de no estar con ellos. Cuando me despedí antes de venirme, uno los saluda pensando en que no los puede volver a ver, y ahora que pensaba que el campeonato terminaba en mayo me iba a ir unos 20 días y volverle a dar un beso… es duro, por más que sea gente grande, son tus padres, pero cuando acepté esta posibilidad parte de esto era este esfuerzo", explicó Troglio.

Lo que lo doblegó fue cuando recordó que su padre siempre fue su inspiración en toda su carrera y no soportó y lloró.

"Yo vengo de una familia muy humilde, lo único que vi a lo largo de mi vida fue el sacrificio de mis padres. Mi papá dejó de trabajar a los 70 años y fue cuando yo le dije que no lo hiciera más y es la satisfacción más grande que me dio el fútbol y por eso estoy acá, por eso no me voy a mi casa porque el fútbol me dio una posibilidad de no hacer laburar más a mi viejo, de darle la comodidad que se merece… que esté bien, por eso soy un agradecido del fútbol y le he dado un final de vida cómodo a mis viejos", contó al momento de secarse las lágrimas.

Pedro Troglio le ha devuelto la grandeza al Olimpia al tenerlo a las puertas de las semifinales de la Champions de Concacaf, torneo internacional que se suspendió debido al coronavirus.

Espera poder terminar la temporada y poder viajar hasta La Plata en Argentina para abrazar a sus padres.

Se entretiene cocinando y viendo series en Netflix

Aunque no está entrenando, sus días los pasa ocupados conversando con la familia que se encuentra en Argentina y su hija en España, en videoconferencias con otros entrenadores. Pero también haciendo espacio para aprender cosas nuevas en su otra pasión: la cocina.

"Soy un gran cocinero, aprovecho para aprender cosas que he querido aprender como prepararlas pizzas, hacer la masa que antes comprábamos hecha en los supermercados. Estoy acostumbrado a vivir solo", inició contando.

También se la pasa conversando con amigos y sus fans en las redes sociales y por supuesto: viendo series para entretenerse. Pero recalca que al día siguiente sufre los efectos.

"Yo uso anteojos, ya tengo 54 años y pasa que querés ver Netflix, Twitter y luego te levantás en la mañana con ojeras y parece que te pusieron dos brazas en los ojos, ja, ja".

¿Qué serie ve?: "Una Española que se llama: 'Vivir sin permiso'. Está muy buena. Ahí la voy llevando", cerró.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias