Orlando Ponce revela todo: Sus mujeres, Nasralla, la casa de su mamá y su enemistad con Reynaldo Salinas

El popular y polémico periodista deportivo, Orlando Ponce Morazán, nos confiesa sus otras facetas. ¿Tiene billete? ¿Lo ha regañado alguna vez Salvador Nasralla?

Orlando Ponce Morazán reveló sus secretos más intimos fuera de las cámaras de televisión. El periodista deportivos tiene muchas pasiones que no tienen nada que ver con los deportes.
Orlando Ponce Morazán reveló sus secretos más intimos fuera de las cámaras de televisión. El periodista deportivos tiene muchas pasiones que no tienen nada que ver con los deportes. *
Redacción Diez

Orlando Ponce Morazán no solo ha destacado por su 1.95 mts de estatura, sino por su amplio conocimiento deportivo, mismo que ha puesto en práctica en los diversos medios en los que ha laborado.

Te puede interesar: Ponce Morazán: "Ya es tiempo que la Liga Nacional aplique sus estatutos y desafilie a los equipos insolventes"

El "pum, pum" y otras frases lo han llevado a dejar una huella en la sociedad hondureña, pero detrás de cámaras: las mujeres, los deportes, la música y la política son de las cosas que pocos conocen de él.

Sin pelos en la lengua y muy directo como bien se le conoce, Ponce Morazán le cuenta a Diez cómo ha sido su vida fuera de los medios de comunicación.

Orlando Ponce Morazán es uno de los narradores de fútbol más populares en Honduras.

COSAS QUE NO SABÍAS DE PONCE MORAZÁN, FUERA DEL FÚTBOL

¿Cuáles son sus verdaderos orígenes?
Danlí, El Paraíso, barrio Pueblo Nuevo.

¿Cómo fue su niñez?
Una niñez normal. Me divertía en las calles jugando potras, comiendo mangos, yendo al parque central a disfrutar de la naturaleza. Me gustaba visitar mucho el cerro San Cristóbal y la Piedra de Apaguiz, que son las principales elevaciones que tiene la ciudad de Danlí.

¿Cuales eran sus pasatiempos?
Depende de la edad, pero de niño me gustaba jugar fútbol y básquetbol, lo hacía desde los 9 años en la plaza San Sebastián, muy famosa en Danlí. Ahí jugaba tres o cuatro horas. Yo también aprendí a jugar voleibol.

¿Qué tal era como estudiante?
Las calificaciones indicaban que era excelente. Yo fui un niño eximido en la Escuela Pedro Nufio, una escuela pública. Yo en el último periodo ya no ocupaba el valor de la nota, ya había pasado las clases.

¿Fue reprobado en alguna materia?
Yo nunca conocí las olimpiadas, ni quedar reprobado. Yo era alumno guía y los maestros en primaria todas fueron mujeres. Yo fui guía de matemáticas, español, estudios sociales y ciencias naturales. Gracias a Dios yo tuve esas facultades y las podía compartir, ahí están los pergaminos en la escuela Pedro Nufio.

¿Qué sacó antes de estudiar periodismo?
Estudié ciencias sociales. Empecé cuando era la Escuela Superior del Profesorado, luego se convirtió en Universidad Pedagógica Nacional. Siempre tuve orientación para las ciencias sociales. Me gusta mucho el tema del estudio de la orografía e hidrografía.

¿Cómo le fue en el cambio Danlí a Tegucigalpa?
Fue complicado porque Tegucigalpa en relación a Danlí, es una enorme diferencia en todo sentido. La alimentación, el clima, la cantidad de gente y los desplazamientos que hay que hacer. En ese tiempo no había tanta delincuencia y uno caminaba libremente.

¿Le gustaba caminar mucho?
Sí. yo me eché recorridos largos desde el estadio Nacional hasta el Reparto Arriba. Yo viví en varios lados. Me tocó también desde Villanueva al estadio y es que si no había billete para pagar el bus porque me lo había comido.

¿Le costó mucho la vida?
Yo me tenía que costear la mayoría de mis cosas ya puesto aquí en Tegucigalpa y eso me hizo que me esforzara. Sí me tocó muchas veces usar el once (caminar).

¿Le tocó aguantar hambre?
Sí, tocaba y tocó comer mangos, guineos en ciertos momentos. Fue complicado en esos tiempos porque se ganaba poco y entre todo lo que uno hacía, me las tenía que ingeniar para tener los recursos, pero sí me tocó, no aguantar hambre porque al final uno se las arregla.

¿Cuánto fue el primer sueldo que ganó?
Yo empecé a trabajar en Radio América y mi primer sueldo fueron L 500 mensuales. Luego entré a trabajar a Diario Tiempo y ahí cambió todo mi panorama.

¿Antes ya había trabajado?
Yo en Danlí trabajé en Radio Sonora, ahí fui locutor de música y tenía un programa de rancheras. Las mujeres me mandaban cartas que me querían conocer. Fui un locutor muy famoso en Danlí y solo tenía 18 años.

Dicen que ha sido un Juan Tenorio con las mujeres, ¿es cierto?
Me escribían cartas y me mandaban frijoles, maíz, aguacates, mangos y dinero en las cartas, yo salía cargado de la radio. Me ponían 10 y hasta 20 lempiras y en aquel entonces era montón de dinero. Fui a varios lugares: San Diego, Argelia, Chichicaste, Santamaría. Yo era un ídolo ahí, era casi un futbolista porque la gente tenía mucha admiración.

¿Cuántas mujeres ha tenido?
Yo perdí la cuenta ja,ja,ja. Es que yo empecé a trabajar como locutor de música, luego de noticia y después deportes, entonces no tenía tiempo. Los sábados me pelaba la tuza y me iba para Jamastrán y fue donde me empecé a identificar con varias chavas. Es que a mí me escribían de varios lados y en cada programa tenía sus 45 a 50 cartas.

¿Pero de esa fecha a la actualidad, cuántas mujeres conquistó?
Ya uno después va cambiando en eso, ya cuando se formaliza, se casa y viene la familia. En aquel tiempo sí porque estaba en plena soltería.

¿Qué es lo que más le llama la atención de una mujer?
Primero debe ser una mujer inteligente, que hable bien, sino es una mujer con la que yo pueda desarrollar ni siquiera una conversación, me desanima rápido. Va la parte intelectual y después lo físico.

¿En lo físico que es lo que más se fija?
Me gustan las mujeres de buen cuerpo, bien dotadas y no me gustan que estén cirugiadas, me gustan naturales. Buen tracero, buenos pechos y buen cuerpo con ejercicio o dietas.

¿Ha cumplido sus fantasías o le falta alguna?
Creo que sí, en la mayoría de los casos no me puedo quejar de lo que he querido hacer. Creo que he cumplido.

¿Se considera un hombre exigente?
Sí, soy exigente al igual que muchas mujeres lo son.

¿Nunca ha quedado a deber con alguna mujer?
Nunca me lo han dicho, y no creo que haya pasado, yo cumplo bien la tarea, soy un buen matador ja, ja, ja.

Orlando Ponce Morazán dice que tiene buena relación con Salvador Nasralla.

¿Utiliza ayudas para complacer a las mujeres?
Yo nunca he usado viagra, ni ningún tipo de productos de estimulación sexual y tampoco creo que por mi edad. Es que yo no estoy tan viejo y la gente se puede equivocar.

¿Qué edad tiene?
55 años.

¿Cuántos hijos tiene?.
Por todos son seis de diferentes matrimonios. La tarea la comencé en Danlí.

¿Cuál es su estatura?
1.95 mts.

¿Qué deportes aparte del fútbol practicó?
El baloncesto, béisbol, natación, tenis, boxeo y voleibol.

¿Nunca tuvo complejos con su estatura?
No, para nada si más bien es un factor adicional. En la parte de atracción a la mayoría de las mujeres le gustan los hombres altos. Yo era un destaque y no tenía problemas.

¿Le gustaba bailar?
Si, pero no soy un bailarín especializado, pero me muevo.

¿Cómo anda con la música, cúal es su favorita?
Me gusta la salsa, el merengue, música tropical, reggae. No me gusta mucho la bachata y lo que odio es el reguetón.

¿Prefiere sodas o alcohol?
Yo he tomado sodas, pero últimamente las estoy dejando. Es algo muy dañino a la salud las colas. Prefiero los naturales: sandía, melón, piña. El alcohol solo socialmente, no soy un bebedor compulsivo, ni lo he sido.

¿Ha llegado a tomar hasta emborracharse?
No, y uno se autoevalúa en eso. La persona que toma alcohol y no puede dejar de tomar, es una persona con problemas. Yo no y pasa tiempo que no tomo nada de alcohol. Soy un bebedor selectivo, social.

¿Hasta cuántas cervezas se ha llegado a empinar en una sentada?
En el mar y pueda ser que no las haya contado, pero que las haya contado fue en la playa y fueron 20 cervezas.

¿No lo embriagaron?
No, yo todavía me podía controlar, pero es la vez que más he tomado. Ahora bebo menos y ahora si salgo solo son 3 o 4 en ocasiones que lo ameriten.



¿Su libro favorito?
Son varios: Cuando las tarántulas atacan, cien años de soledad, prisión verde.

¿Cuál es su comida favorita?
Me gustan las pastas, la comida típica, frijoles, arroz, aguacate. Esas son mis comidas preferidas.

¿Se considera "mecha corta"?
Sí, sí lo soy. Yo soy impulsivo y depende mucho del porqué se genera todo eso. He tenido poco control y eso me ha generado ciertos choques. Pero con el paso del tiempo uno va mejorando, pero sí soy corto circuito y no soy 110, sino 220 voltios.

¿Quién es su mejor amigo?
Tengo varios amigos. Hay unos que están en Danlí y otros acá. Tengo una buena relación con Anael Arita, compañero de radio, otro es Ángel Antonio Vallecillo y no tiene nada que ver con los medios, Miguel Mejía, es un doctor veterinario. Son personas que he compartido bastante. Tengo una gran amiga en Costa Rica que se llama Sandra Vega y unos prima que se llama Rita Castellanos.

¿Tiene enemigos?
Sí, creo. Toda aquella persona que trata de hacerle daño a otra es un enemigo. La personas que más daño me hizo a mí fue Reynaldo Salinas, a él lo considero un enemigo. Hizo el daño que puede hacer un sicario y yo lo considero como un sicario.

¿El episodio de la casa de su mamá le dañó mucho su imagen?
Sí y en gran parte porque lamentablemente tenemos una sociedad patriarcal y matriarcal, donde la gente no conoce las interioridades de todo lo que uno vive y si fue una persona que utilizó la mentira, el chantaje, coaxionó a mí familia, las amenazó. Él andaba con un propósito porque le pagaron para eso. Mi familia es lo más importante y le agradezco a mi mamá por todo lo que me ha dado y con todas las dificultades económicas que pasamos.

¿Hizo las paces con Reynaldo Salinas?
No, yo no tengo ningún tipo de relación con él y cuando nos ha tocado coincidir en transmisiones, yo soy profesional y nos toca trabajar juntos, pero ya fuera del trabajo no le voy a hablar. Incluso, mi familia lo tiene demandado en los juzgados de Danlí y él se les esconde.

¿Cuando se encuentran con Salinas no se saludan?
Yo no tengo ningún tipo de relación, no lo saludo, ni le dirijo la palabra. Nos han tratado de juntar. Más bien mi familia lo tiene demandado por coacción, chantaje, mentira.

¿Es un tipo rencoroso?
Sí, lo soy cuando las personas se aprovechan o tratan de subirse en la imagen o dañar las personas. Yo estuve distanciado varios años que no le hablaba con Chelato, ya que tuve un problema fuerte con él, estuve varios años de no hablarme con Primi (Maradiaga) y ahora tengo una excelente relación, con Esdras Amado López y ahora tengo una buena relación. Yo soy bien rencoroso y me cuesta perdonar.

Usted trabaja casi las 24 horas los siete días y todo el año. ¿Tiene billete Ponce Morazán?
No, no crea, no es para tanto, ya que uno tiene bastantes obligaciones, compromisos con la familia y las cosas que uno va haciendo. Si uno se compara en relación a cuando vino (Tegucigalpa) es una gran diferencia.

¿Alguna vez lo ha relegado Salvador Nasralla o se peleó con él?
No, yo con Salvador tengo una excelente relación desde que nos conocimos. Él fue la persona que vio mi trabajo en Diario Tiempo, ya que era uno de los redactores principales en Tegucigalpa y él fue quien me recomendó con Rafael Ferrari y Rafael Villeda y así yo llegara con Chelato a Televicentro en 1994. Yo tengo mucho agradecimiento y muchas cosas que yo sé en medios de comunicación de las debo a él, es un ícono de los medios de comunicación.

¿Se volvería a lanzar a la política?
Es un escenario que no lo descarto, soy un político en desarrollo y gracias a Dios tengo la oportunidad de seguir incursionando, pero lo haría desde otra plataforma o movimiento, no con la que me lancé. Pueda ser que tenga una participación en las próximas elecciones, ya que tengo tres ofrecimientos: alcaldías, diputados o al parlamento centroamericano.

¿Por el partido nacional?
No solo el partido nacional, sino de otros partidos. Me están ofreciendo ser alcalde de Danlí.

¿Le gustaría aspirar a la alcaldía de Danlí?
Es una aspiración, me encantaría mucho darle a mi ciudad natal todo lo que a mí me dio. Yo nací ahí y es un gran reto para una persona que nació en una ciudad y poder llegar a ser alcalde. No descarto que pueda llegar a cumplir mi sueño de llegar a ser alcalde de Danlí.



¿Qué piensa de este gobierno?
Ha tenido buenas y malas. Han habido aciertos que la gente no los percibe o no los ha querido ver por sesgo político y han habido cosas malas como el tema de la corrupción y han dañado la imagen del gobierno nacionalista. Creo que han tenido que ser más mano dura y fuerte al atacar la corrupción.

¿Qué le falta por cumplir, un sueño que tenga pendiente?
Una de mis facetas como periodista deportivo es ir a al siguiente Mundial si Honduras clasifica, narrarlo y comentarlo. Yo no tuve la oportunidad de ir ni a Sudáfrica, ni Rusia. Siempre he soñado con estar en la final de un partido de la NBA y otro sería incursionar como microempresario en los medios de comunicación: tener una radio, un canal, compañía de cable, esas son una de las metas que tengo.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias