Liga Nacional

Madre de Isaac Castillo: 'No pude contener las lágrimas; valió la pena todo el esfuerzo'

Doña Ruth pudo presenciar el primer gol de su hijo como profesional siendo futbolista de Marathón y contó ese emotivo momento vivido en las graderías.

2021-08-11

El sueño de todo padre es ver triunfar a sus hijos. Doña Ruth, madre del jugador de Marathón, Isaac Castillo, se mostró feliz tras ver a su muchacho anotar su primer gol profesional en apenas su tercer partido oficial como profesional.

La señora residente en el barrio Cabañas no evitó las lágrimas y explica lo que ha pasado por su mente. “Mucha alegría y un sueño ya cumplido de tanto esfuerzo que nosotros tuvimos. Desde pequeño él comenzó a jugar y yo sabía que un día iba a tener esa alegría de verlo anotar en Liga Nacional”, contó doña Ruth.

Y agregó: “No tengo ni palabras para explicarlo, me puse a llorar, no pude contener las lágrimas”, recuerda sobre ese emotivo momento que se volvió viral en redes sociales, pues fue captada en ese preciso momento.

$!Foto: Diez

Ruth Díaz lloró en plena celebración de su hijo y el momento fue captado.

Castillo suma tres partidos jugando con los verdes, sin embargo para conseguir ha habido un sacrificio de sus padres, 'nunca le llamó la atención ningún juguete, ni nada, solo la pelota, desde que está bien pequeño el papá le compró una, vimos el talento que él traía y estuvimos apoyándolo. Después decidí meterlo en la academia que es el Marathón y desde los ocho años comenzó a jugar”, indicó.

La disciplina ha sido clave en todo este proceso. Doña Ruth se siente muy orgullosa de su hijo. “Como dicen, el que persevera alcanza. Ahora yo sé que es una realidad, valió la pena que todo el esfuerzo que día a día teníamos; primero entrenaba de martes a viernes, tres días a la semana, él nunca faltó, siempre estuve con él, llevándolo día a día”.

El volante de los verdes tiene 18 años, pero no es mucho para hablar, pero la pelota nunca le faltaba, contó su madre. Hoy Isaac recibe siempre consejos de sus padres previo a cada encuentro. “Cada vez que él se viene a cada partido, siempre oramos por él, lo motivamos. Ahorita le decimos que no se ha ganado nada, esto es el comienzo de algo que siempre le pedimos a Dios y hay que esforzarse más cada día”.

Don Javier Castillo, padre del jugador no pudo asistir ya que se encontraba trabajando.

Doña Ruth desea que su hijo pueda dar el salto en un futuro al extranjero, por ahora seguirá apoyándolo hasta lograrlo. “Este es el comienzo de algo grande, la meta es verlo en el extranjero”.