André Gignac, el gitano francés que cree en la hipnosis y la rompe en México

André-Pierre Gignac, delantero de Tigres, es el goleador de moda desde 2015 y un parteaguas en la historia de la Liga MX.

Genio y figura. André-Pierre Gignac es el goleador más importante de los últimos años en el fútbol de México y en Tigres es un verdadero ídolo.
Genio y figura. André-Pierre Gignac es el goleador más importante de los últimos años en el fútbol de México y en Tigres es un verdadero ídolo. *
Fredy Nuila

Se llama André-Pierre Christian Gignac y nació hace 34 años en Martigues, Francia, país desde el cual llegó en 2015 para convertirse en historia viva de una nueva etapa del fútbol mexicano: la de las estrellas que no piensan precisamente en el retiro.

De raíces gitanas, 'Dédé' o 'Bomboro', como le dicen en su entorno más cercano en suelo azteca, desde muy pequeño tuvo atado a sus pies el balón y sobresalió entre los demás con su facilidad para hacer goles.

Clubes locales como ES Fos-sur-Mer -jugó allí cinco años- y FC Martigues fueron su escalón inicial para llegar a la cantera del FC Lorient, su primer club en el profesionalismo.

Pero no fue una infancia sencilla. Este gitano trabajaba vendiendo ropa y artículos de uso diario junto con su familia en mercados locales de esa provincia francesa, mientras empalmaba su formación como futbolista.

André-Pierre Gignac alcanzó el récord de máximo goleador histórico de Tigres.

Promovido al primer equipo del Lorient en la temporada 2004-2005, en ese entonces en la Ligue 2, debutó un 13 de agosto de 2004 ingresando al minuto 78 y siendo el artífice del gol del triunfo ante Châteauroux (2-1).

Después de haber sido el héroe de su onceno, el mismísimo Gignac expresó que "creía que era Ronaldo" el 'Fenómeno'. Su confianza fue creciendo y su equipo tiempo más tarde lograría el ascenso a la Ligue 1.

Pero como siempre hay obstáculos en una carrera prometedora, Pau FC de la tercera división del país galo le abrió las puertas para hacerlo titular por primera vez en su carrera a préstamos del Lorient. Allí jugó 20 partidos y anotó ocho goles.

De ese préstamo saltó nuevamente al dueño de su ficha... Era 2006 y fue muy influyente, siendo reconocido como el mejor del equipo, por lo que tentó al Toulouse donde sería goleador y se ganaría la convocatoria de Francia.

En Tigres, Gignac es un verdadero ídolo. Torneo a torneo es el jugador más importante de los felinos, protagonistas permanentes de la Liga MX.

GIGNAC Y EL SABOR DE UN MUNDIAL Y UNA EUROCOPA

Mundialista en Sudáfrica 2010 jugando todos los partidos en esa cita en la cual se quedaron en la primera fase sorpresivamente, André-Pierre también participó en la Eurocopa 2016 que organizó su país.

Leé más: ¡Épico! Mujer salta al campo para colgarse en los brazos de André Gignac.

Para esa Euro ya era el 'hombre gol' de Tigres este amante de la hipnosis que no tiene pelos en la lengua en reconocer que, según él, mucho ha tenido que ver dicha práctica en su idilio romántico con las redes.

Personaje extrovertido que ha estado inmerso en más de alguna polémica, como cuando anotó un gol a Veracruz sin importar que sus jugadores protestaban por la falta de pago...O el día que se discutió con Tomás Boy, otro ídolo histórico de su actual equipo.

Balón de Oro de la Liga MX, goleador en torneos cortos y suma... El francés fue nombrado el mejor delantero de la liga, de Concacaf y ha sido incluido en el 11 Ideal en tres ocasiones en el campeonato doméstico.

ANDRÉ-PIERRE RENUNCIÓ A LA ÉLITE

Tras el Mundial 2010, André Gignac fue adquirido por el mítico Marsella. Firmó por cinco años y recibió la '10' de una de las escuadras más grandes de Francia y ganadora de la Liga de Campeones de Europa en el cada vez más lejano 1997.

De un inicio augurador pasó a ser el centro de las críticas, incluso de pesos pesados del club como Jean-Pierre Papin. Aún así no desmayó y siguió trabajando confiando en sus cualidades.

André Gignac fue mundialista con Francia en 2010 y también integró el proceso a Rusia 2018, justa que finalmente no jugó.

Se fue al país azteca tras cinco temporadas en las que obtuvo dos Copas de la Liga, una Supercopa de Francia y dos subcampeonatos de la Ligue 1; jugó en total 188 partidos, anotando 77 goles.

En la temporada 2014-15 vivió su mejor momento con el argentino Marcelo Bielsa, con quien anotó 23 goles y tiene una anécdota muy particular. "Vas a perder dos kilos y marcarás 25 goles esta temporada", le dijo el 'Loco' a un Gignac que se la creyó.

El gitano francés que le dio otro matiz al fútbol mexicano con sus goles ha asegurado, sin embargo, que ni Didier Deschamps, DT de la Francia campeona del mundo en 2018, ni el mismísimo Bielsa lo marcaron tanto como Ricardo Ferretti, su DT en Tigres.

"Deschamps me enseñó la mentalidad ganadora; Bielsa, lo táctico; 'Tuca' afinó todo y me dio disciplina”, declaró el astro galo para la revista 'Life And Style' días atrás. Sin dudas el galo es un distinto en toda la extensión de la palabra.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias