Bryan Moya revela su vida en Angola: La pobreza en el país, llevó un chef privado y fue 'fichado' como modelo

El volante hondureño recientemente salió de un encierro de 15 días por precaución y asegura que esperar triunfar en este torneo para poder dar un salto a otra liga de mejor nivel.

Carlos Castellanos

Más de 11 mil kilómetros separan el continente africano de Centroamérica, pero el sueño por buscar un mejor futuro no tiene límites. Bryan Moya sorprendió al fichar por el Club 1 de Agosto de Angola, donde busca dejar su propia huella futbolística.

Sin temor a las costumbres y después de casi un año sin poder jugar al fútbol, Moya tomó la decisión de viajar hasta África en búsqueda de una vida mejor para él y su familia.

También puedes leer: El hondureño Boniek García seguirá una temporada más con el Houston Dynamo de la MLS

El volante hondureño apartó parte de su tiempo para hablar de manera exclusiva con Diario Diez y poder contar cómo es su nueva vida en el continente africano y los obstáculos que ha tenido que encarar hasta el momento.

¿Cómo está tu situación en Angola?
Un poco complicado porque estuvimos 15 días encerrado obligatoriamente porque fuimos a jugar a Sudáfrica y allá surgió una nueva cepa del virus, ya cuando llegamos a Angola nos dejaron en una cuarentena, eso nos hizo mal para nuestra condición física y otra vez tuvimos que retomar 15 días de pretemporada para volver al torneo, donde tenemos seis jornadas retrasadas.

Eliminados de la Champions y les tocó cuarentena.
Sí, fue complicado. Creo que la directiva no manejó bien la situación con la ministra de salud de aquí. Ninguno de nosotros salió positivo, nos hicimos dos test y nada. La espera terminó y ahora vamos jugar miércoles y domingo.

¿Durante esta cuarentena qué hacían?
Estábamos en un cuarto y fue bien difícil ya que mi familia había llegado de Estados Unidos y fue duro porque ellos no están acostumbrados a vivir en otro continente. Supe valorar este tiempo de cuarentena, pensar bien las cosas y uno aprende a tener paciencia y valorar bien las cosas.

LEER: Bryan Moya fue desalojado de su apartamento

A Moya le tocó estar encerrado por 15 días en un hotel debido a que el gobierno de Angola los confinó por miedo a que alguno de los integrantes llevara la nueva cepa del Covid-19 después de visitar Sudáfrica, uno de los países que ha registrado más casos de este nuevo coronavirus.

¿Cómo ha sido vivir en África?
Hasta el momento me va bien, gracias a Dios, tengo buena relación con la directiva, jugadores y me he acoplado muy bien desde el primer instante que llegué. Ahora me toca jugar, meter goles ya que estamos peleando el pentacampeonato del club.

¿Cómo es tu día en Angola?
Me despierto a las 6:00 de la mañana, tengo que estar a las 7:00 en la sede del equipo, entrenamos de 8:00 a 10:00 AM y a las 10:30 tomamos ducha; luego tenemos el almuerzo y después me voy a la casa a descansar porque son entrenamientos intensos y el clima es muy fuerte.

¿Has salido a conocer un poco la ciudad o ha sido complicado por la pandemia?
Ha sido muy complicado, uno tiene unos planes pero cada vez esto se está poniendo complicado y al final vamos a ver cuándo sacamos tiempo para conocer un poco de este país y de África. Me ha interesado muchos países de visitarlos porque son lindos.

¿Hasta el momento sientes que ha sido buena decisión haberte ido a África?
Siempre que tomo las decisiones me cuestan por lo que puede pasar en el futuro y fue un mes que me tardé en tomarla y no me arrepiento. Fue bien pensada, analizada y sé que este no es el club donde voy a terminar, yo aspiro a muchas cosas más y sé que puede ser un torneo aquí, luego salir, no pienso estar estancado en Angola.



Antes de irte a Angola ¿tuviste otra propuesta?
Sí, Águilas Doradas (de Colombia) no me quería dejar venir, más por el entrenador que quería que me quedara, pero uno viendo las cosas cómo pasaron, lo mejor era salir de un lugar donde no me trataron bien y he aprendido que donde uno no se siente bien es mejor no estar. También tuve acercamientos en Costa Rica

¿Alajuelense?

Sí y ahorita voy a trabajar duro, meter goles para ver si puedo salir a mediados de este año para otro país.

¿Sientes que sos un futbolista que merece jugar en África porque había expectativa sobre que fueras a Europa?
Claro que sí, aquí hay muchos ojeadores de jugadores que están jugando en Europa y en buenas ligas: Italia, Portugal, Inglaterra. Yo voy a trabajar duro para estar bien y por si me llaman a selección o lo que se venga en el futuro.

¿Cuánto tiempo más te ves en Angola y dónde te ves jugando en el futuro?
Yo firmé por dos años, pero depende de cómo salgamos en este torneo. Yo puedo ponerme unos planes y Dios sabe adónde me va a llevar. Yo me veo saliendo en julio o agosto y buscar otros nuevos horizontes.

EL PRIMER GOL DE MOYA EN ANGOLA

¿Cómo quedó tu relación con Muma Bernárdez?
Yo con Muma me llevo muy bien, él lo sabe y hablamos de vez en cuando, no como antes que me representaba, pero siempre tenemos mucha comunicación. Ya con los demás no tengo nada de contacto.

¿Cómo te ha dado seguimiento Fabián Coito por el tema que no se sabe mucho de este fútbol?
Él siempre me pregunta cómo estoy y cómo me va. Hace poco hablamos y le comenté que habíamos estado confinados 15 días, pero que ya estamos de vuelta en el campeonato.

¿Difícilmente estarías para los amistosos de marzo?
Él solo me pregunta cómo estoy, tampoco es que vamos hablar sobre eso (convocatoria), eso solo depende de cómo ande en ese momento. Si me llama yo estoy dispuesto a hacer el viaje, uno quiere representar el país por lo mucho que me costó, no me importante hacer las horas que tenga que hacer.



¿No tenés temor quedar al margen de las convocatorias al irte tan lejos?
Sí lo pensé, pero no es la liga la que me va a vender a la Selección, soy yo y depende de mi nivel futbolístico. Muchas veces me criticaron cuando me fui para Venezuela y al final fue ahí donde me hicieron el primer llamado. Yo confío que voy a hacer las cosas bien y voy a estar bien preparado.

¿Cómo son las canchas en Angola?
No he salido mucho a las ciudades a jugar porque hemos perdido seis jornada, pero las canchas que he ido son buenas. Han visto en mis redes que he subido algunas fotos y no me quejo de ellas. Por ahí como en cualquier otro lado del mundo me voy a encontrar una cancha malita, pero eso pasa en segundo plano.

¿Cuál es el nivel del fútbol de Angola y si crees que es superior al de Honduras?
Me parece igual, solo que aquí ellos son muy intensos en el ritmo de juego y uno tiene que estar corriendo los 90 minutos. Eso me va a ayudar a mí para agarrar una buena condición física y aprovechar mi talento.

Ya anotaste gol, ¿Sientes que te vas adaptar bien al fútbol de Angola?
Sí, siento que me voy acoplar bien, tengo buenos compañeros y tengo el hambre de jugar, meter goles y eso es importante de buscar el gol.

¿Las defensas son lentas en esa liga?
Eso hablaba con un compañero que aquí es difícil que un delantero anote 20 goles y yo le dije que nosotros somos muy pícaros al jugar en Centroamérica y eso me va a ayudar porque los defensas a veces se duermen y uno está atento a muchas cosas.

¿Vas a jugar de media punta o delantero?
Estuve jugando de media punta, pero ahorita el entrenador me está diciendo que juegue más atrasado de "10" y voy a jugar unos partidos para ver como se ve el planteamiento.

¿Por qué futbolista de Honduras te han preguntado?
No, no me han preguntado por ninguno. Yo estoy aquí porque el entrenador lo mandaron a ver a un jugador de Trinidad y Tobago cuando jugó contra Honduras y le gusté más yo, ahí fue donde me contrataron ja, ja, ja.

¿Qué piensan o qué saben en Angola de Honduras?
No saben nada, ellos me preguntan que dónde es eso y yo les digo que Centroamérica, ya ahí se guían. Es como nosotros cuando nos preguntan por algo de Angola.



¿Cómo es Angola, mucho crees que te fuiste a un país donde la gente está muriendo de hambre?
Aquí hay una zona que es muy alta, zona media y una muy baja. Yo he pasado por unos lugares que la verdad son muy malos, pero hay otros que son muy distinguidos. Yo pensé que al llegar aquí vería lo que se ve en la televisión, pero es diferente.

¿Qué más es lo que te ha sorprendido de ahí?
La gente que es muy amable y trabajadora. Muchos piensas que todo lo que ven en la televisión, los diarios es que aquí hay hambre y es cierto que hay mucha pobreza, no voy a mentir, pero yo me esperaba encontrar un país más diferente, pobre, pero está bien desarrollado y con mucho trabajo.

¿Lo más raro que has visto?
Nosotros estamos acostumbrados a dormirnos tarde, pero esta gente a la 7:30 u 8:00 pm ya están durmiendo y se despiertan tipo 3:00 o 4.00 de la madrugada. Ya cuando son las 11:00 am te dicen buenas tardes y no buenos días ja, ja, ja y por eso a veces me confundo con eso.

¿Cómo te ha ido con la comida?
Gracias a Dios traje a mi tío que es chef, trabajaba en el Honduras Maya y era jefe de cocina y lo pude traer para que me cuidara con la alimentación.

¿Tuviste miedo de la comida y por eso te lo llevaste?
Yo sabía que me podía encontrar comida que no sería apropiada para mí y sabía que tenía acoplarme a estar bien. Hasta el momento me siento bien.

¿Qué comida más rara has visto a tus compañeros comer?
Hay una comida típica aquí que se llama funge, es hecho como con yuca molida, otras cosas como harina y la llegué a probar, pero no me gustó.

¿Te molestan con la comida?
Sí, pero les digo que no es obligatorio. Yo tengo buena amistad y me han recibido muy bien.

Apareciste de modelo en Angola en una tienda de ropa ¿Cómo lo hiciste?
Cuando llegué aquí me ofrecieron ropa gratis, solo que les hiciera el modelaje y subí unas fotos en mis redes. Yo tranquilamente les dije que sí y les ayudé con eso. Ropa casual no he comprado, yo traje la mía de Colombia y ahora aproveché que vino mi esposa que también me trajo.

A Moya le propusieron ser modelo de una marca de ropa local y él aceptó, a cambio le regalaron ropa.

¿Con el idioma no tuviste problemas?
Hablan inglés algunos compañeros, no todos, pero el portugués se le da mucho para entender y poder hablar mas o menos masticado. Yo me comunico muy bien con ellos y he estado aprendiendo varias palabras para comunicarme.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias