Torneo Apertura en Honduras iniciaría en octubre si se controla el coronavirus y encuentran fondos

No hay fecha para la realización de la Asamblea de la Liga mientras en el país no existan condiciones sanitarias.

Los presidentes de los clubes le brindaron el respaldo al mandamás de la Liga Nacional, Wilfredo Guzmán, para que busque la forma de reactivar el fútbol.
Los presidentes de los clubes le brindaron el respaldo al mandamás de la Liga Nacional, Wilfredo Guzmán, para que busque la forma de reactivar el fútbol. *
Redacción

Las conclusiones que se llevaron a cabo tras la reunión de este viernes es que ha quedado descartado el inicio del torneo para el 15 de agosto e iniciaría a inicios de octubre, de igual forma la asamblea de la Liga Nacional queda suspendida hasta nuevo aviso. También se confirmó que el seguro médico que tiene los jugadores está activo y se usará en caso de emergencia con la pandemia.

Todo dependerá que el gobierno suspende el toque de queda y se vuelva a la normalidad. Una vez que se abra todo, 45 días después volverá a rodar la pelota en Honduras. Ya no habrá pentagonal, y posiblemente se juegue hasta enero, pero serán los clubes quienes analizarán cambios de formato ya que es muy probable que se dispute a una vuelta.

Repasá el minuto a minuto: COMISIÓN LE DA EL APOYO A WILFREDO GUZMÁN.

“Las cosas más sobresalientes es que se nombró una comisión especial para la reactivación del fútbol que se encargará de buscar recursos económicos a los equipos y visualizar fechas de inicio del campeonato, de momento todo quedará dependiendo cómo marcha la pandemia”, dijo a DIEZ Rolin Peña, dirigente de Marathón y miembro de la Comisión.

La Comisión integrada por miembros de Fenafuth y Liga Nacional comienza a trabajar desde ya, el lunes inician la primera reunión, pues ya tienen adelantado algunas acciones con entidades bancarias para solicitar un préstamo para la financiación del campeonato.

La Comisión nombrada para reactivar el fútbol la conformó el presidente de Liga Nacional Wilfredo Guzmán, el secretario Salomón Galindo, el presidente de Fenafuth, Jorge Salomón, el secretario José Ernesto Mejía; además de Juan Carlos Suazo del Motagua, Rafael Villeda del Olimpia, Rolin Peña del Marathón, Elías Nazar del Honduras Progreso, José Galdámez del Vida y Ricardo Elencoff del Real Sociedad.

“El lunes se inicia a trabajar y ya se visualiza el dinero de la FIFA, además de un crédito con una institución bancaria y buscar como reactivar el fútbol, obvio que hay que esperar que dice Sinager de cuando se volverá a jugar. Sin esta ayuda está claro que no iniciamos”, comentó Peaña.

Dentro de la reunión se tocó un tema clave, y es el que torneo tendrá una variante, obligatoriamente por tiempos, será bastante corto con nuevo formato y posiblemente inicie a inicios de octubre. Si las autoridades de salud para esa fecha ya tienen bastante adelantada a reapertura de la economía, el fútbol en automático se inicia.

Leer. JONATHAN ROUGIER CONFIRMA QUE SE QUEDA A VIVIR EN HONDURAS

“Por lo que platicamos, el torneo quedaría para inicios de octubre y lo irá diciendo el estado de la pandemia y se mirará las prioridades de todos los clubes, si le adelanto que habrá nuevo formato. Además los equipos tendremos cinco o seis semanas para una pretemporada, pero esto todavía no es oficial. Este virus es tan variable no es posible poner fechas”, siguió diciendo Peña.

Como lo informó DIEZ durante se desarrollaba la reunión, los presidentes de los ocho equipos que firmaron la carta al presidente de Liga Nacional, le increparon y se dijeron las verdades, se le dejó claro que el trabajo que tiene que hacer es buscar modernizar el fútbol.

“Se dijeron cosas y estas quedaron en la reunión y se busca una comunicación entre todos, se le dio el punto de respaldo y todos los presidentes se comprometieron a buscar primero reactivar el fútbol. Hay posibilidades de que se juegue este año y lo importante es que se busque el bien de todos, porque si no seguimos con antagonismo”, argumentó Rolin Peña.

Además, el Gobierno envió un plan de ayuda para la pequeña y mediana empresa en la que los clubes de fútbol pueden entrar en esa etapa pero de forma individual. El punto es que el gobierno asumiría el 70% como garantía del préstamo de cada club. Si un club, pide 2 millones de lempiras y el club no los puede pagar, el gobierno queda como garantía para cancelarlo. Esta es la ayuda que darían las autoridades gubernamentales a los clubes.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias