Mauricio Dubón y el inesperado viaje que lo llevó de Honduras a las Grandes Ligas de la MLB

El beisbolista hondureño pasó muchas dificultades en su carrera hasta llegar al primer equipo de los Cerveceros de Milwaukee.

Mauricio Dubón está a un paso de entrar en la historia al convertirse en el segundo hondureño en las Grandes Ligas.
Mauricio Dubón está a un paso de entrar en la historia al convertirse en el segundo hondureño en las Grandes Ligas. *
Redacción

En muchos sentidos, el ascenso de Mauricio Dubón a las grandes ligas ha sido inusual. El punto número uno es simple: ningún jugador de Grandes Ligas ha nacido y criado en Honduras. Este domingo, el prospecto de los Cerveceros de Milwaukee se convirtió en el primero.

¡Mauricio Dubón es de Grandes Ligas! El hondureño jugará en el primer equipo de los Cerveceros de Milwaukee

El resto es más complicado. Es una cuestión de perspectivas y Dubón ha tenido muchas.
El béisbol de ligas menores es un sistema marcado por una gran desigualdad el que Mauricio ha experimentado desde todos los lados. Ha sido un forastero, un perdedor y alguien que apenas puede costear su propio equipo. Ha salido por el otro extremo, luego ha sido derribado y forzado a luchar para regresar. En el camino, ha visto de cerca cómo es la vida para los jugadores con más fortuna y los jugadores sin ella.

Este domingo, los Cerveceros llamaron al hondureño de 24 años para su debut en las Grandes Ligas. "Estoy bendecido", dijo a The Associated Press durante el entrenamiento de primavera en Phoenix.

Todo comenzó con un poco de suerte excepcional y una decisión muy audaz y difícil. A diferencia de la mayoría de los prospectos internacionales de béisbol, Dubón no fue descubierto por un explorador. Su viaje a los Estados Unidos fue iniciado por un acompañante de un grupo misionero cristiano que estaba donando equipo de béisbol en Honduras. Mauricio Dubón tenía 15 años cuando conoció a Andy Ritchey, quien fue golpeado por el brazo fuerte y los pies rápidos del joven. Unos días después de su primera reunión, Dubón estaba en un avión, listo para comenzar una nueva vida con la familia Ritchey en Sacramento, California.

Ese fue el primer gran golpe de fortuna para Dubón, pero también presentó un desafío muy difícil. De repente e inesperadamente, se encontraba en un país extranjero, apartado de todos en su vida hasta ese momento. Aunque sabía algo de inglés, el idioma seguía siendo un problema. Pero la nostalgia es lo que lo dejó llorando cada noche.



Dubón se dijo a sí mismo que valdría la pena si significaba una oportunidad en una carrera de béisbol estadounidense. Los Medias Rojas de Boston hicieron realidad ese sueño, seleccionando a Dubón en la 26ª ronda del draft del 2013.

Dubón cumplió 19 años ese verano y después de firmar su contrato, jugó la temporada con el afiliado de la Liga de la Costa del Golfo del club de nivel novato. Su transición a la pelota profesional no fue tan discordante para algunos de sus compañeros. El equipo alojó a los jugadores en un hotel cerca de su complejo en Fort Myers, Florida, y Dubón vio a muchos luchando contra la misma nostalgia que experimentó al mudarse a Sacramento.

"Nunca habían estado lejos de sus padres hasta entonces", dijo. "Ir allí y luchar y todo, es un poco abrumador".

Las finanzas también fueron difíciles. Boston mantuvo a Dubón alojado y alimentado, pero él estaba solo para todo lo demás. Los jugadores en las ligas menores son responsables de su propio equipo. Comprar guantes y bates puede ser difícil para los jugadores que ganan tan poco como $3,300 por temporada. Algunos de ellos tienen la suerte de obtener importantes bonificaciones de firmas que cubren esos costos. Otros pueden obtener ayuda de su agente. Dubón no tenía ni uno ni otro.

¡Histórico! Mauricio Dubón está a un paso de debutar en las Grandes Ligas

Su hermano mayor le compró seis bates de madera y, al principio, Dubón dudó en usarlos contra lanzadores fuertes por temor a romper uno. Por lo demás, él y sus compañeros de equipo solían ir a una tienda departamental. Recuerda haber comprado tacos de 13 dólares y trataba de hacer que le duraran hasta el final de la temporada.

"Ese es el tipo de cosas que tenía que hacer para estar donde estoy ahora", dijo Dubón. "No es bueno en absoluto. Pero, quiero decir, solo estoy intentando ahorrar y hacer que mi dinero perdure ”.

También tuvo problemas ese primer año, bateando .245 con seis errores en 20 juegos. Se mostró más prometedor al año siguiente, bateando .320 en el balón de temporada corta, y eso lo envió a la temporada 2015 con la esperanza de un puesto titular en la Clase A de Greenville.

Esa primavera, Dubón hizo dos de sus amigos ahora más cercanos en el béisbol. El primero fue Rafael Devers, un bateador que había salido de la República Dominicana por un bono de $1.5 millones. El otro fue Yoán Moncada, un talento generacional de Cuba que recibió $31.5 millones de Boston, que también pagó un impuesto del 100 por ciento a la Major League Baseball por superar los límites de gastos internacionales.



Dubón se convirtió en un instrumento para el desarrollo de esos jóvenes jugadores, quienes ahora están protagonizando las mayores. En ese momento, Dubón era completamente bilingüe y estaba familiarizado con la vida en los Estados Unidos. Para Devers, Moncada y otros jugadores latinos, se convirtió en un traductor. Ayudó alrededor de la casa club y realmente ayudó afuera.

"Cuando llegué, siempre me ayudó", dijo Devers a través del traductor. "Estaba siempre disponible para mí y simplemente me enseñó cosas que no sabía antes".

"Tenía una personalidad de conexión", dijo el entonces entrenador de Greenville, Darren Fenster. "Era un tipo de pegamento en nuestra casa club y en el campo".

Dubón, Devers, Moncada y otros tres jugadores alquilaron un apartamento juntos en Greenville para la temporada 2015; a pesar de la disparidad en sus bonos de firma, Dubón insistió en pagar una parte igual. De vez en cuando, y siempre a escondidas, Devers o Moncada pagaban la cuenta del restaurante o algún otro gasto, un gesto tranquilo que ayudó a Dubón y otros compañeros a sobrevivir.

Milwaukee le asigna dorsal de Grandes Ligas a Mauricio Dubón

En el campo, todo hizo clic. Dubón bateó para .301 y se robó 18 bases en media temporada, luego fue ascendido a alto-A Salem. Su sueldo aún era escaso, pero en ese momento había sido firmado por una agencia importante que le estaba enviando equipo de alta gama.

"Antes solía tener dos pares de botines al año", dijo Dubón. "Ahora tengo al menos tres pares al mes. Fue un alivio ".

El año siguiente, Boston cambió a Dubón por Milwaukee y él continuó floreciendo en el sistema de los Cerveceros. Bateó .343 en 27 juegos con Triple-A Colorado Springs el año pasado antes de romper su ligamento cruzado anterior, dejándolo fuera de juego por el resto de la temporada.

Un año más tarde, regresó a Triple-A, donde estaba bateando .307 con 14 jonrones. Él ha estado en la lista de 40 hombres en las últimas dos temporadas, lo que significa que recibió un aumento de unos pocos miles de dólares que llegó a los $44,500 por año exigidos por la MLB.

No ha olvidado sus raíces hondureñas. Es un poco famoso cuando se va a casa, y cree que su ascenso está ayudando a hacer crecer el juego allí.

"Está cambiando un poco para bien", dijo. "Es lento, pero va en una buena dirección en este momento".



Tampoco ha olvidado sus días donde utilizaba tacos de 13 dólares. Aunque no está haciendo campaña por una mejor paga en las ligas menores, está ansioso por ver ese cambio.

"Quiero decir, ¿por qué no?", dijo Dubón. "Este es un trabajo duro. Esos tipos merecen algo mejor de lo que consiguen ahora. Ahora tengo la suerte de estar con los 40 hombres, gano dinero decente pero aún así, algunos de los chicos, como veo, algunos de los chicos ni siquiera comen, solo tratan de ahorrar dinero."

“Saltarse las comidas solo para tratar de conseguir dinero y todo. Sería bueno obtener un aumento de sueldo para tipos así ".

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias