La Selección

Diego Vázquez habla con medio español y amplia detalles de sus retos con la Selección Nacional

El DT de Honduras fue abordado por el medio español Marca y le contó sus proyecciones con el combinado nacional.

2022-05-26

El técnico de la Selección Nacional de Honduras, Diego Vázquez, atendió este jueves al diario español Marca para explicar los retos y desafíos que tiene con el combinado nacional y del buen suceso que tuvo con Motagua por ocho años.

De entrenador de club a selección

Son tareas un poco diferentes, porque en el club tienes más tiempo de conocer a los jugadores. Prácticamente convives permanente. Aquí es algo más impersonal porque los tienes poco tiempo. Incluso algunos que juegan fuera todavía no han llegado y no los tenemos. Por lo tanto esa parte la estamos transitando, la estamos conociendo. Aprendiendo también en el camino y las diferencias en lo que es mi primera experiencia en la selección.

Uno de los retos más difíciles de un seleccionador es adaptarse a esa falta de tiempo para trabajar con los jugadores, a nivel táctico o la cohesión de grupo...puede ser hasta estimulante incluso.

Seguro. Los tienes poco tiempo en ese periodo tienes que lograr esa cohesión. Por ejemplo, para trabajar la parte táctica tenemos ahora unos chicos que son sparring. Quizá no tienes todo el equipo en mente que va a jugar el primer partido. Entonces, tienes que ver cómo los vas posicionando en diferentes puestos, que se vaya grabando con lo que queremos sin tener el once que tienes en la cabeza que va a iniciar. Son todas esas tareas y sensaciones nuevas. Por ejemplo, hay jugadores que llegan con cargas musculares o problemas físicos y ya quedan descartados. Y son jugadores importantes para el futuro o para este ciclo de partidos. Hoy nos pasó con un jugador que llegó con una carga médica y hablando con el cuerpo médico ya no está disponible para estos partidos. Son desafíos y sensaciones diferentes que estamos viviendo.

Viendo su trayectoria, se nota que apuesta por retos difíciles. En Motagua llegó tras un momento complicado y ahora también con Honduras. ¿Es una seña de identidad?

Es algo que me gusta, me gustan los retos. Cuando llegué a Motagua venía de un año donde no clasificó, estaba entre el octavo y noveno. Poco a poco fuimos mejorando. El primer año ya clasificamos. En el segundo campeonato ya fuimos campeones. De ahí no paramos hasta hace poco, que salimos en esa situación a pocos puestos del primero, que era Olimpia, que era el primero. Fuimos creciendo y aprendiendo también, porque era mi primera experiencia como técnico. Ahora vivo mi primera aventura como técnico de la selección, que es una tarea diferente. Voy con mucha ilusión y tratando de dar lo mejor. Trato de estar concentrado, focalizado en lo que hacer y dando mensajes cortos y simples por lo que acabamos de hablar. El tiempo es corto y necesitamos tener esa opción de los jugadores para que entiendan lo que queremos transmitir.

¿Cómo ha vivido estos primeros días del microciclo?

Bien. Estamos ya en la segunda semana, llevamos acumulados ya ocho entrenamientos y vamos hacia el noveno. Se trata de conocerlos y de verles enfrentados. Los conozco de haberles visto jugar. Pero hay que verles en el día a día, los detalles cómo se desenvuelven, la agresividad, cómo paran la pelota, cómo se resuelven en diferentes situaciones. Hay un montón de características que vamos conociendo y uno ya se va formando un concepto o reforzando alguno que ya pensaba y los terminamos de comprobar al verlo en el día a día.

¿Le gusta lo que ve, la aportación del grupo en estas dos semanas?

Sí, la verdad que sí. Hay muchos jugadores que se pueden utilizar, que tienen potencial para crecer. Como todo, también hay otros que tienen otras características que no conocíamos. En este fútbol hay una diferencia muy marcada entre los entrenamientos de un equipo chico o de media tabla y uno grande. Varía bastante y eso se nota en el jugador, en la parte física o en algunos detalles que cambian el entrenamiento. Es normal e imagino que eso les pasará también a otros seleccionadores. Al tener la diversidad de jugadores, este fútbol es bastante marcado en ese aspecto. En algunos detalles se nota y los tenemos que ir mejorando.

Dos semanas de trabajo registran los elementos de la Selección Nacional y lo han hecho en Siguatepeque.

Su nombramiento generó algunas críticas. Para alguien que generó un reconocimiento tras sus éxitos en Motagua y ahora llegando a ser seleccionador, ¿las entiende? ¿qué les diría?

En parte las entiendo. Lo he dicho varias veces. Uno no se termina de querer a sí mismo y hace cosas de las que uno se arrepiente. A los que no están de acuerdo vamos a tratar de convencerlos con resultados y viendo el desempeño de la selección. El único lugar que tiene el aficionado es en la competencia y ojalá podamos plasmar lo que venimos trabajando y cambiar todo. Siempre va a haber críticas, pero trataremos de cambiar un porcentaje de aquellos que no están de acuerdo con la elección nuestra.

Ya dijo en otros medios que ya se veía preparado anteriormente para dar el paso de ser seleccionador. ¿Se ve ahora aún más?

No sé si la palabra es preparado. En algún momento manifestamos que por lo hecho en el torneo local y por el conocimiento quizás merecíamos la oportunidad. Los federativos optaron por otras opciones y por eso lo dijimos. Tenemos un cuerpo técnico que tiene mucho tiempo en este fútbol y creemos que merecíamos la oportunidad. Ahora llegó y la vamos aprovechar, es lo que estamos haciendo. La forma de aprovechar las oportunidades es dando lo mejor que tenemos y es lo que les transmito a los jugadores. Nadie les va a pedir algo que no han hecho en sus clubes. Por sus cualidades están aquí. Que pongan su juego al servicio de la selección es el camino que tenemos que seguir.

Me gustan los retos. Cuando llegué a Motagua, estaba entre el octavo y el noveno. Al segundo año ganamos el campeonato”.

¿Qué cualidades destaca Diego Vázquez y de su cuerpo técnico como parte del staff de Honduras?

Tenemos más de 100 años en el fútbol hondureño entre Ninrod Medina, el ‘Pato’ (Patricio Negreira) o mi persona, el entrenador de arqueros...Llevo 25 años estando aquí, el ‘Pato’ 20 y Ninrod toda la vida como el entrenador de arqueros. Conocemos bastante y ese es uno de los argumentos a favor. El otro es el trabajo desarrollado en los últimos tiempos. Hemos jugado muchas finales e incluso centroamericanas. Creemos que merecíamos la oportunidad y ahora los tenemos. Creo que ese es el argumento, lo que hemos desarrollado en los últimos tiempos.

Es argentino de origen, pero su carrera le ha llevado a ser seleccionador de Honduras después de toda una vida aquí. Haciendo la vista atrás, ¿se imaginaba a esa persona de 18 o 20 años en esta situación?

Vamos más hacia adelante, a cuando tenía 25. Tengo la mitad de mi vida en Honduras. Tengo hijos hondureños. Siempre fui muy positivo. Recuerdo que cuando llegué a Motagua como jugador vine con otros jugadores que duraron poco. Contrataban a los extranjeros y al poco tiempo los podían cambiar. Era como una prueba por rendimiento. No es como ahora, que firmas un contrato y te aseguras que al menos jugarás un año con el primer equipo. Al final, podían cambiar a los extranjeros. De hecho, los chicos colombianos que vinieron conmigo sólo duraron tres partidos. Pero yo era muy positivo. Veía que a mucha gente no le gustaba la comida, el aeropuerto. Pero yo lo veía todo lindo. Era algo nuevo. No lo comparaba con Argentina, que era donde había venido. Lo veía como algo diferente. Siempre fui positivo en ese aspecto y esa fue una de las claves. Uno siempre va a tener las dos opciones de elegir: lo positivo o lo negativo. Elegí la primera opción y ahora, también.

¿Dirigir a una selección es un techo o un punto de inflexión?

Siempre se puede crecer. El tiempo de aprender no termina nunca y siempre quieres crecer y aprender cosas. Ahora el desafío es ganar y mantenernos en este puesto, demostrar lo que acabamos de decir. Estamos aquí y queremos devolver esa confianza que nos dieron los directivos con buenos resultados y con crecimiento. Sobre todo, que se vea ese crecimiento en la selección de Honduras. Empezamos a recorrer un camino que esperemos sea positivo. Es el reto en este momento. Pero siempre hay nuevos retos y cosas para aprender. En eso somos muy abiertos. Siempre estamos mirando ver detalles nuevos en todos los aspectos del juego.

¿Qué vamos a ver de esta selección de Honduras en el encuentro contra Curazao?

Me gustan mucho los equipos que son equilibrados, que defienden bien y en bloque y atacan con mucha gente al área. También que manejen bien la pelota, que no la regalen. Jugamos en una cancha sintética, algo distinto a lo normal. Un estadio complicado, con entrenador holandés que tratará de manejar la pelota y salir jugando. Esperemos ver un equipo intenso, agresivo y que maneje bien el ciclo del juego y todos los desafíos que el partido te presenta. Muchas veces no hay un estilo, el juego te lo hace cambiar. Un equipo flexible y que se adapte y sea inteligente para sobrellevar los momentos malos que hay en el juego.

Lea: Canadá se “fogueará” contra la Honduras de Diego Vázquez y convocó a toda su artillería para la Nations League

La Copa Oro es el principal objetivo.

Sí, totalmente. Clasificar a la Copa Oro es el reto . Son estos tres partidos en principio. A partir de que terminen tenemos que tener un pie o un paso importante hacia el torneo.

¿Qué les diría a todos los aficionados hondureños?

Es un país hermoso, con muchos recursos y mucho potencial humano. Hay muy buenos jugadores y tenemos que estar por encima de algunos países. Por todo lo que tenemos. Que sea también positivo, que sepa que estamos empezando y que necesitamos todas esas vibras positivas para que el jugador sienta ese respaldo y pueda desarrollar todo en la cancha. Últimamente no se ha dado, pero que cambie el chip y se olvide todo lo que ha pasado que a partir de ahora empiece a creer. Ahora, a ganar partidos y cuando empiecen a creer verán todo lo que pasa.

Lea: El ritual de Diego Vázquez que ahora lo impone en la Selección de Honduras que se sigue preparando en Siguatepeque

Eliminatorias CONCACAF