Deporte hondureño agoniza en un año olímpico: La pandemia del coronavirus y los estragos que ha causado

El deporte hondureño vive momentos de incertidumbre a causa del coronavirus, que ha afectado la preparación de los atletas con miras a las futuras competiciones internacionales. El Gobierno de la República lejos de aumentar su presupuesto, lo redujo en un 50 por ciento.

La pandemia del coronavirus tiene en jaque al deporte hondureño mientras no se habiliten los centros de entrenamiento para los atletas.
La pandemia del coronavirus tiene en jaque al deporte hondureño mientras no se habiliten los centros de entrenamiento para los atletas. *
Nelson Hernández

La pandemia del coronavirus trastocó todos los planes establecidos en las diferentes federaciones deportivas de Honduras, constituyendo un grave problema que ha puesto en aprietos los objetivos del Comité Olímpico Nacional con miras a las competiciones internacionales que se aproximan, entre estas, los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

Sin poder entrenar adecuadamente y con una preparación principalmente física, los atletas catrachos se mantienen activos para no perder ritmo deportivo. No obstante, sus prácticas ahora las realizan en sus hogares e, incluso, en sitios ajenos a los acostumbrados para perfeccionar sus técnicas.

Asimismo, el principal centro utilizado para la práctica de distintas disciplinas, la Villa Olímpica en Tegucigalpa, se encuentra cerrada para el deporte desde el pasado 13 de marzo de 2020, fecha donde se declaró la cuarentena por el Covid-19 y posteriormente sirvió como lugar de triaje y albergue para damnificados por los huracanes ETA y IOTA.

Además, el presupuesto pírrico aprobado por el Gobierno de la República hacia el deporte hondureño, refuerza la crítica situación por la que atraviesa el país en esta materia, aumentando la agonía deportiva que se dirige hacia un retroceso gradual a nivel de competitividad internacional.

DIEZ investigó la actualidad del deporte nacional, obteniendo puntos de vista de dirigentes, entrenadores y atletas, para así conocer qué tan complicadas han sido las circunstancias antes y durante la pandemia, y cómo ha afectado a los que representarán a la nación en eventos en el extranjero.

EL DEPORTE EN HONDURAS

Charlando con el presidente del Comité Olímpico de Honduras, Salvador Jiménez, pudimos entender qué tan complejas son las circunstancias que vive el deporte hondureño, alterando proyectos y realizando entrenamientos de manera virtual que solo se enfocan en la parte física.

"La situación ha sido precaria a través del tiempo y ahora con la pandemia se ha agudizado. Como Comité Olímpico nos ha perjudicado enormemente con nuestros proyecto del Centro de Iniciación Deportiva, en el que habíamos hecho una buena captación de atletas juveniles con miras a la participación en Santa Tecla 2021 (Juegos Deportivos Centroamericanos) que ahora será en 2022", contó Salvador Jiménez.

villa olimpia(800x600)

La Villa Olímpica está convertida en un albergue y no permite a los deportistas ir y utilizarlas por temas de bioseguridad, pues las personas en este centro no cuentan con la atención necesaria.

Debido al cierre de gimnasios, la ocupación de la Villa Olímpica para la atención de personas afectadas por el Covid-19 y los fenómenos naturales, y la pandemia en general, la mayoría de los atletas han seguido entrenando pero ahora recibiendo las instrucciones a través de conferencias por videollamadas con sus entrenadores.

"La mayoría de los deportes han estado inactivos y no es lo mismo una preparación virtual o que le manden a un atleta un plan de trabajo, su ejecución es mucho más difícil. Se necesita siempre el aliento de un instructor para que se realice bien. Es distinto a los deportes de combate que se necesita estar interactuando con un contrincante para practicar las técnicas, además de la resistencia y la fuerza para este deporte", apuntó Jiménez.

Salvador Jimenez.2(1024x768)

Salvador Jiménez expresó su preocupación por la actualidad del deporte hondureño.

CRISIS ECONÓMICA

La actualidad económica en Honduras es grave. El cierre de las industrias durante el periodo de cuarentena obligatorio al que estuvo sometido el pueblo hondureño, ha dejado flagelos aún más grandes en la sociedad; esto aunado al pobre aporte que históricamente ha brindado el Estado al deporte y, ahora, se sufre un nuevo revés.

El presupuesto aprobado por el Gobierno de República siempre ha sido bajo, normalmente la cifra ascendía a los seis millones de lempiras (L. 6,000,000) pero ante los problemas financieros, estos guarismos se redujeron a la mitad, destinando solamente tres millones de lempiras anuales (L. 3,000,000) al deporte.

"Afortunadamente, los organismos internacionales a los cuales estamos afiliados como el Comité Olímpico Internacional o Panam Sports (Organización Deportiva Panamericana) en ningún momento han suspendido el flujo de ayuda. Hemos tenido ese respaldo, no así en lo que se refiere al presupuesto del Gobierno de la República que fue reducido en un 50%. Esta ayuda nos permitió mantener las becas deportivas, los salarios de los empleados al día y, el hecho de no haber competencias internacionales para las cuales tenemos disponibilidad económica, constituyeron un ahorro por la preparación de los atletas", explicó Jiménez.

Tokio 2021 tendrá estrictas medidas de bioseguridad para evitar contagios masivos

"Tenemos que echar mano de recursos destinados para la preparación de atletas que vienen de la parte internacional para pagar los servicios públicos, que no son bajos. Tenemos una residencia olímpica donde pagamos energía eléctrica, agua potable, teléfonos. Tuvimos que despedir algunos empleados", agregó el mandamás del Comité Olímpico hondureño.

"Es un balance porque nos hemos ahorrado la alimentación de los 45 atletas, pero el daño que se le ha hecho a los atletas y al deporte en general, no solo en Honduras sino en todo el mundo, es mucho mayor acá porque por alguna razón no tenemos mucha disponibilidad de instalaciones deportivas", concluyó.

INSTALACIONES DEPORTIVAS

El Comité Olímpico no cuenta con un complejo deportivo para las distintas disciplinas existentes en Honduras, es por eso que, a través de las federaciones, el Gobierno facilita centros de entrenamiento para la preparación de los atletas, principalmente la Villa Olímpica.

No obstante, desde el cierre de estas instalaciones y la designación del lugar para atender la emergencia mundial, han intentado alquilar otros sitios para no parar la práctica de los deportistas.

"El complejo ha estado cerrado desde el 13 de marzo de 2020, no hay locales. Antes de la pandemia, estuvimos con la Federación de Balonmano para alquilar el gimnasio del colegio San José del Carmen y no quisieron rentarlo. Muchas veces, aunque se disponga del dinero, no se dispone de la facilidad para que los dueños de esos gimnasios puedan facilitarles para que llegue un grupo de gente que podría contagiar a los que ya están allí", manifestó Salvador Jiménez.

Ernesto Taillacq(1024x768)

Ernesto Taillacq hizo un llamado enérgico a las autoridades para que se preocupen por el deporte hondureño.

PREPARACIÓN DE LOS ATLETAS

Desde el punto de vista deportivo, DIEZ tomó las impresiones del entrenador de Judo, el cubano Ernesto Taillacq, quien expresó su preocupación por todo el tiempo que no han podido prepararse los atletas de manera eficiente y soltó las alarmas del grave daño que se le está haciendo al deporte hondureño.

El experto caribeño analizó lo que ocurrirá en Honduras si las federaciones no reciben la autorización gubernamental para retomar los trabajos preparativos de cara a los clasificatorios a los Juegos Olímpicos y los Panamericanos sub-21.

"Se deben tomar medidas urgentes sino no vamos a poder participar en los Juegos Olímpicos ni en los Panamericanos, lo que sería un atraso para el deporte en Honduras. No vemos que nadie se proyecte hacia el deporte sobre estos campeonatos que son tan importantes a nivel internacional. Son 40 disciplinas deportivas, no solo el fútbol y deben de preocuparse por las demás", puntualizó Taillacq.

El profesor de Judo, originario de Cuba y radicado en Honduras, no pudo ocultar sus inquietudes al no observar ningún movimiento que indique la reanudación de las actividades deportivas, además del fútbol, y previó que sin entrenamiento no podrán aspirar a competir internacionalmente en los principales eventos.

"Cada día que estamos sin entrenar, vamos hacia atrás. Estamos retrocediendo increíblemente el deporte, todo lo que habíamos avanzado. Ahora debemos empezar ya para tratar de buscar la clasificación a los Panamericanos sub-21 y los Juegos Olímpicos, pero sin entrenamiento no se puede."

calixto-sierra(1024x768)

Calixto Sierra (derecha) analizó las repercusiones que tendrá la pandemia en el deporte hondureño.

Por otro lado, el presidente de la Federación de Atletismo de Honduras, Calixto Sierra, hizo un análisis de la forma de entrenamiento que han realizado los atletas durante la pandemia y expuso su opinión sobre cómo repercutirá en el futuro.

"Muchos atletas no tienen eventos ni competencias. El problema principal ha sido ese. Hasta hace poco se reaperturó el complejo olímpico en Tegucigalpa, los atletas han estado entrenando en su casa, pero no tienen el equipo necesario."

"El entreno es poco, eso repercutirá demasiado en su rendimiento dado que no pudieron hacer pretemporada, que tuvo que iniciar entre noviembre y diciembre de 2020, pero hasta ahorita están en ello. Tenemos que acelerar el proceso y por eso nos va a agarrar los Juegos Olímpicos no en la curva más alta de rendimiento. Estamos muy débiles con los atletas porque empezaron muy tarde los trabajos", explicó Calixto Sierra.

SUGERENCIAS

Untitled-5.127(800x600)
Las autoridades del deporte esperan que los entes competentes aprueben la reapertura de los centros de entrenamiento para la preparación de los atletas.

Lo primero que necesitan las federaciones es contar con todos los implementos para seguir los protocolos de bioseguridad, luego se requiere la autorización de SINAGER para reanundar las actividades deportivas, ya que Honduras tiene un rezago de entrenamientos con respecto a los demás países de Centroamérica.

"SINAGER no se ha proyectado para el deporte, sabemos que tienen muchas preocupaciones y problemas, pero tenemos compromisos que en el mundo entero se están preparando, tienen a los atletas concentrados y practicando. Honduras es el único país de Centroamérica que no lo está haciendo y tiene a los atletas en sus casas", dijo Ernesto Taillacq.

"Necesitamos crear las condiciones para poder entrenar, que hayan médicos en la Villa Olímpica que controlen a nuestros deportistas, que les hagan las pruebas cada 15 días, tener concentrados a los atletas; por lo menos a quienes tienen posibilidades de competir en los Juegos Olímpicos y en los Panamericanos sub-21", sugirió el entrenador cubano.

LOS ATLETAS SE EXPRESAN: "la situación es frustrante"

Untitled-3.239(800x600)
Los atletas hondureños no han contado con la preparación adecuada debido a la pandemia del coronavirus.

El medallista hondureño en los Juegos Panamericanos de 2015 y 2019, Kevin Mejía, es uno de los máximos representantes en el deporte de lucha para el país y le contó a Diez cómo ha sido su preparación desde el inicio de la pandemia del coronavirus.

"Ha sido difícil, la verdad, por no tener instalación para entrenar libremente.
En la Villa Olímpica solo están habilitados algunos gimnasios y no nos quieren habilitar el nuestro. Todos estos meses hemos entrenado en la casa de mi entrenador, prácticamente en la calle, y el Comité Olímpico nos ha dado dos preparaciones en la playa, en diciembre y ahora mismo que estamos en la segunda. Ha sido muy difícil pero estamos haciendo lo posible para estar activos".

La falta de competencia disminuye la forma del luchador, algo que en el futuro cercano jugaría en contra de las pretensiones que Kevin Mejía tiene en torneos internacionales.

"Ya hace un año desde mi última competencia. Hace mucha falta alguna competencia para ver cómo estoy en mi forma competitiva. De nada sirve entrenar sin competir, o por lo menos tener nuestro gimnasio habilitado para entrenar normal", suscitó.

Hondureño Brandon Chávez gana su primer combate como boxeador profesional

Sin embargo y pese a todas las dificultades que ha atravesado por la crisis sanitaria en Honduras y el resto del mundo, Mejía se muestra optimista de cara a los clasificatorios a Tokio 2021.

"Clasificar a los Juegos Olímpicos es la meta, siempre estoy con mucho positivismo. Por el lado de la invitación no creo, es raro que al deporte de lucha olímpica le envíen una."

"LA SITUACIÓN ES FRUSTRANTE"

Por su parte, la taekwondista Keyla Ávila, lamenta el no poder prepararse de manera adecuada sin contar con la presencia de su entrenador, ni un contrincante que le sirva para practicar.

"Con los planes de entrenamiento ha sido muy difícil, ya que solamente hacer el físico no me ayuda para nada. Influye la pareja de competencia por el modelo y estando en casa no se puede."

"Si tuviera a mi entrenador cerca me ayudaría por lo menos con 'sparring' y ni eso tengo. La situación es frustrante porque ni una base tengo para ese evento y si queremos algo bueno tienen que dar la preparación", expuso Keyla Ávila.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias