La Selección

La pesadilla de seleccionado hondureño: Fue titular en Minnesota ante EEUU y desde entonces no ha podido volver a jugar fútbol

Las gélidas temperaturas hicieron que no se sintiera dolor de una delicada lesión que hoy lo tiene apartado de las canchas por cuatro meses.

2022-05-27

El sueño de todo futbolista es jugar en su selección y participar en encuentros importantes a nivel internacional y en Honduras el joven defensor Wisdon Quayé lo estaba cumpliendo en la eliminatoria donde la Bicolor quedó eliminada prematura.

Sin embargo esa ilusión de ser inicialista en el once del Bolillo Gómez se convirtió en una pesadilla para el jugador del Real España el pasado mes de febrero cuando la H enfrentó a Estados Unidos en la fría ciudad de Minnesota bajo un clima de -27 grados centígrados.

Quayé tuvo la difícil tarea de marcar a Pulisic en el segundo tiempo por la banda derecha y también le tocó enfrenta a Serginho, jugadores del Chelsea y Barcelona respectivamente.

Wisdon jugó todo el partido, sin embargo producto del ambiente gélido, el futbolista sufrió una fractura en el quinto metatarsiano del pie izquierdo durante el juego y no se enteró, pues no sentía dolor sino hasta llegar el hotel y ponerse en un ambiente más cálido.

La pesadilla de seleccionado hondureño: Fue titular en Minnesota ante EEUU y desde entonces no ha podido volver a jugar fútbol

En ese momento llegó el dolor fuerte y tuvo que ser asistido en el aeropuerto en una silla de rueda ya que no podía caminar, al llegar a Honduras se realizó una radiografía e indicó una fractura por lo que tuvo que ser enyesado y la recuperación estaba prevista para cuatro o seis semanas como máximo.

“Ya cuando estaba en temperatura ambiente comencé a sentir el dolor, se me inflamó bastante y en el aeropuerto llegó un momento en que ya no podía caminar y tuvieron que axuliarme con una silla de rueda”, comentó en su momento.

LA PESADILLA DE QUAYÉ

Sin embargo esta lesión se convirtió en una pesadilla para el futbolista, pues ya suma cuatro meses sin tener actividad deportiva, está alejado de los entrenamientos de sus compañeros y se limita a hacer sesiones en el gimnasio.

En comunicación con DIEZ, Quayé reveló que no ha podido unirse al grupo en cancha ya que la última radiografía arrojó aún una fisura en su dedo por lo que no tiene el alta médica que debió, inicialmente, recibirla a finales de marzo.

“Me perdí todo el torneo, se suponía que a esta altura ya estaría bien, pero se ha complicado y estoy esperando recibir el alta”, explicó Quayé quien antes de su lesión era el titular en la banda derecha de los aurinegros.

Eliminatorias CONCACAF