La Selección

Luis Alvarado: “Ya no nos ajusta el talento del barrio, algunos desayunan baleadas y semitas, hay que mejorar”

El estratega de Honduras valora el esfuerzo de los jugadores aún con las condiciones en que llegaron al Premundial y que aún así les ajustó el boleto a Indonesia.

2022-07-01

El entrenador Luis Alvarado se va orgulloso del Premundial Sub-20 a pesar de la doloroso derrota de Honduras ante Estados Unidos (0-3) que lo deja fuera de los Juegos Olímpicos.

El hecho de tener una pauperrima preparación para el certamen, lograr el boleto al Mundial de Indonesia 2023 resultó de mucha ganancia.

Sin saber si seguirá al mando de la Mini H, el progreseño valoró la garra de sus muchachos que “le pusieron el pecho a las balas” por las olas de críticas que recibieron en el certamen, donde en el inicio solo llegaron su familias, y al final terminaron abarrotando el estadio Morazán.

VER: Las duras imágenes de Honduras tras no lograr el boleto a los Juegos Olímpico

- LA CONFERECIA -

Valoración del equipo.

“Nos volvimos competitivos en el torneo, este era un proyecto ganador y lo demostramos, pero no nos ajustó el combustible. Ahora tenemos un año para prepararnos para el Mundial en Indonesia”.

Esta derrota no empaña el trabajo hecho por mis jóvenes. Hay que saber el día a día de los jugadores. Algunos desayunan baleadas y café con semitas, y eso a la larga pesa. La cuestión muscular nos afectó bastante”.

¿Qué faltó?

El fútbol es un deporte de nación. Por valor y empuje mis cipotes no se quedan, también hay que ver cuántas horas de entrenamiento han tenido porque el portero Juergen García hace dos años nunca había entrenado y ahora es el portero titular de la Sub-20, y aún jugará la otra Sub-20. Si Estados Unidos lleva dos torneos siendo campeón hay que ver qué están haciendo ellos para copiar lo bueno”.

Esto viene desde atrás. Desde el crecimiento de nuestros jugadores, sus tiempos de comida y cuánto se han vitaminado, cuántas vecen han hecho gimnasio. Seguramente, Estados Unidos desde los 12 años trabaja en la fuerza, hay que ver si nosotros no tanto”.

Tras el pitazo final, el seleccionador y su cuerpo técnico no dejaron de arropar y dar ánimo a sus jugadores.

Empezaron sin público y terminan con llenazos.

“A la afición no me queda más de agradecerles el apoyo. A la medida pasaba la competencia creció más el apoyo, nadie nos regaló nada. En el primer partido solo fue la familia, y ahora en el último metimos más de 10 mil”.

Lo que se viene.

“Por primera vez tenemos un año para prepararnos para un Mundial Sub-20, antes eran tres meses y un par de amistosos. Los jugadores son de los clubes, así que haremos un pacto entre jugadores y federación para llegar mejor al Mundial”.

Hay preparación psicológica para el Mundial.

“Eso se los dije tras el juego, cabeza arriba porque hicieron el mejor esfuerzo. No fue por dejar de correr que no clasificamos. Los triunfos son de ellos y las derrotas yo las asumo. Saben que hicimos cosas grandes y clasificamos el Mundial que no es algo menos”.

Crítica a la preparación.

“Imagínese clasificar al Mundial con un solo torneo de reservas. Por eso no acepto que quieran empañar a los muchachos, en lo absoluto me quitarán la sonrisa porque todos sabemos lo que pasa en Honduras. Hay que mejorar la organización y estructura, y como bien menciona usted, debemos hacer más partidos e internacionalizar la Selección para que no le dé pánico el escénico que tuvo en este juego porque el llenazo también afecta al jugador, quisiéramos que eso empujara, pero en la parte anímica genera nervios en los primeros minutos que fue donde cayó el gol y nos trastoca”.

“Tenemos que preocuparnos. Ver a República Dominicana clasificada en el Mundial y en los Olímpicos, así como a Guatemala y Jamaica subiendo... ya no nos ajusta con el talento del barrio. No me preocupa si culpan a Luis Alvarado, pero tenemos que mejorar muchísimo”.

Calló bocas.

Yo solo me dedicó a trabajar. He trabajado honestamente y también me he equivocado en el afán de hacer las cosas bien, pero duermo tranquilo porque hice mi mejor esfuerzo. Logramos ir al Mundial, pero no nos ajustó para los Juegos Olímpicos.

La clave del éxito a medias.

Trabajo, nos costó muchísimo empezar en el Sergio Maya y en el Birichiche entrenando a las 7.00am con ocho jugadores, pero si ellos no hubieran llegado no hubiese sido posible. Algunos se lesionaban en el primer entrenamiento y ahora soportaron cinco juegos bravos. Si no hubiese sido con trabajo, no nos hubiera ajustado”.

Tenemos la materia prima, pero nos falta organización y capacitación, como yo por ejemplo, que ocupo prepararme más. Como dice Alberth Ellis: hay que invitar a los medios de comunicación a ver cómo están estructurados los equipos y cómo se encuentran y entrenan los cipotes en las reservas; si tienen agua, vitaminas y alimentación. Así mismo las ligas menores, hay que mejorar las canchas de entrenamiento”.

Muchas críticas por no traer legionarios.

“Me la jugué con puros nacionales y ellos respondieron, le pusieron el pecho a las balas, ahora se vuelven a abrir las puertas de la Selección para los legionarios”.

Su futuro.

“Mi contrato termina aquí con el premundial. Obviamente ya habló conmigo Jorge Salomón (presidente) y Juan Melgar (directivo) para que sigamos con el proyecto hasta el Mundial, pero de aquí a un año puede pasar cualquier cosa. Yo le puede decir que estamos en el Mundial, pero hasta que ya estemos cantando el himno es que lo jugaremos”.

¿Y nuestro fútbol menor?

“Estamos lentos, dependiendo de lo que hagan los padres y su pasión por llevarle agua a los niños, pagar el arbitraje. Hay que reactivar los torneos colegiales y escolares, todo eso aporta mucho”.

Eliminatorias CONCACAF